LOS PENSIONISTAS Y LAS CLASES PASIVAS SOSTEN DE LA ECONOMIA COMARCAL.

LOS PENSIONISTAS Y LAS CLASES PASIVAS SOSTEN DE LA ECONOMIA COMARCAL.

Acceder al articulo en PDFpensionistas y clases pasivasmayo2019

En plena campaña electoral de las elecciones municipales de mayo de 2019 volvemos a plantear la dependencia de la economía de la comarca de la aportación de las clases pasivas, lo cual junto con el envejecimiento de la población comarcal va a condicionar el futuro del territorio. Una comarca con escaso futuro, que potenciará la emigración y el despoblamiento. Es un tema que seguramente no será abordado por ninguna candidatura. Los encuentros de los partidos con la población seguirán con el ritual de siempre más parecidos a un sermón parroquial o a una arenga militar.Desde este foro demandamos una vez mas participación ciudadana, reflexión y propuestas.

La publicación el 7 de abril de 2019, en el diario El País, del artículo “ Casi 2.000 municipios españoles tienen más jubilados que trabajadores [1], nos vuelve a poner de actualidad este tema  que fue ampliamente tratado en nuestro blog ESTUDIOS RURALES en mayo de 2018 “Que se jodan los pensionistas de este país de mierda”[2].

La economía de muchos municipios de la comarca de Estepa y Osuna depende de los ingresos de las clases pasivas, como son los pensionistas, jubilados, y también trabajadores eventuales agrícolas subvencionados (TEAS). Los ingresos que aportan estos colectivos son los que mantienen vivos muchos municipios, debido a la a la agrarizacion de la economía local y su  falta de diversificación.

En dicho artículo de El País  se relacionaba la ratio existente a octubre de 2018 entre jubilados y afiliados a la Seguridad Social. La media española es de 2,2 personas cotizando a la Seguridad Social por cada pensionista, la ratio comarcal es de 2,97.Por debajo de esta media en la comarca se encuentran tres municipios: Aguadulce, El Rubio y Villanueva de San Juan, los quince  municipios restantes se encuentran por encima de esta ratio, y de ellos solo  Estepa casi duplica el dato nacional con 4,02.

Pero a estos datos hay que hacer algunas puntualizaciones. Los datos toman como referencia el mes de octubre de 2018, octubre el mes con más actividad laboral del todo el año en la comarca, donde coincide la campaña de recogida de la aceituna con la elaboración de los dulces navideños.Hay que reconocer también que  las pensiones medias de la comarca son de las más bajas del conjunto nacional como apuntábamos en el citado artículo publicado en Estudios Rurales, y por otro lado en Andalucía nos encontramos con los TEAS (Trabajadores Eventuales Agrícolas Subvencionados),un colectivo que distorsionan la realidad estadística al comparar los datos de Andalucía y  la comarca con el conjunto nacional, ya que solo en Extremadura y Andalucía está presente este colectivo.

Por último señalar que  la mayoría de los afiliados dados de alta en La Roda de Andalucía no residen en la localidad, la presencia de Agrosevilla distorsiona los datos y la ratio de este municipio. Este municipio  paradójicamente tiene un crecimiento demográfico vegetativo negativo, sigue perdiendo población, no ha sabido aprovechar la renta de situación, y la apuesta por el desarrollo exógeno no ha dado los resultados esperados.

(*) Esta estadística está confeccionada con base en el domicilio que, a efectos de comunicaciones, ha declarado el titular de la prestación. Son datos referidos a octubre de 2018,

Como hemos señalado este tema ya fue ampliamente tratado en nuestro blog ESTUDIOS RURALES en mayo de 2018 “Que se jodan los pensionistas de este país de mierda”, la realidad en la comarca es más cruda que lo que se recoge en el artículo de El País, ya que no se contempla las peculiaridades estadísticas y temporales que afectan a los municipios de la comarca.  . Por lo cual reproducimos parte de este artículo, donde se ponía de manifiesto la importancia que tenían las pensiones y la población TEAS (Trabajadores Eventuales Agrarios Subsidiados)  en la economía de los municipios de la comarca.

El peso e impacto económico de las pensiones en la comarca y en los distintos municipios se pone de manifiesto en el siguiente cuadro. Las pensiones suponen unos ingresos en la comarca de 12.277.317,70 €/mensuales. Los ingresos por municipio están relacionados con el número de pensionistas y la pensión media. Lógicamente las cabeceras comarcales con un mayor número de habitantes son los que tienen un mayor ingreso, como es el caso de Osuna con aproximadamente 2.537.117 €/mes, y Estepa con 1.685,268 €/mes (consultar tabla siguiente). Pero volvamos a recordar, la comarca tiene unas de las pensiones medias más bajas del conjunto nacional y andaluz, y por otro lado existen como se puede comprobar una fuerte brecha territorial entre los distintos municipios, y una brecha social entre la población.

.

Fuente: Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Consejería de Encomia y Conocimiento. Junta de Andalucía. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Elaboración propia. Datos 2016.

 

Al sumar la población TEAS (Trabajadores Eventuales Agrarios Subsidiados) con el número de pensionista por municipio, y lo relacionamos con la población mayor de 15 años, población activa y pensionista incluidos nos da un porcentaje que refleja el grado de dependencia de la comarca de estos dos ingresos, que se convierten en vitales para la supervivencia y el día a día de estos municipios. (Consultar el siguiente cuadro).

 

Fuente: Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Consejería de Encomia y Conocimiento. Junta de Andalucía. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Elaboración propia.

El 27,7% de los habitantes mayores de 15 años de la comarca reciben una pensión o una prestación al formar parte de la población TEAS. Salvo Estepa con un 20,4%, el resto de municipios se encuentra por encima del 24%, y en el caso concreto de Osuna el 24,9% de la población mayor de 15 años es jubilada o es población jornalera que recibe una prestación.

En Villanueva de San Juan el 40,6% de estas cohortes de población se encuentra en esta situación, acompañado de otros tres municipios de la sierra sur profunda: Martin de la Jara, Algámitas y  Los Corrales, a los que habría que añadir tres  municipios periféricos:El Rubio, Marinaleda y Badolatosa en este orden. Otro aspecto que se desprende indirectamente es el proceso de envejecimiento de la población de la comarca, el peso de la población mayor de 65 años se ha incrementado en estas dos últimas décadas.[3]

Para toda la comarca, y especialmente para los municipios antes mencionados la falta de actividad económica es suplida por estos ingresos de clases pasivas y jornaleros agrarios eventuales. Sin estos ingresos no totalmente productivos, muchos municipios están condenados a desaparecer, más aún cuando algunos de ellos tienen una población envejecida, donde las defunciones superan a los nacimientos, son pueblos esperando al notario para que levante el acta de defunción. Si se produjera un recorte en las pensiones, en jubilaciones y en la población T.E.A.S, nos encontraríamos con una población rural al borde de la subsistencia, que  no podría cubrir necesidades básicas.

Todos estos datos nos ponen de manifiesto el fracaso de las políticas de desarrollo territorial llevadas a cabo en la comarca, que han sido incapaces de modificar la estructura productiva cada día más dependiente del sector agrario, mejorar la calidad de vida de sus habitantes, fijar la población local y detener la emigración.

Herrera, mayo de 2019

 

Ramón Ortiz Benjumea

Comarcano, Geógrafo, Master en desarrollo local.

[1] .https://elpais.com/economia/2019/04/04/actualidad/1554398644_505496.html?id_externo_promo=enviar_email)

[2] https://www.ortizbenjumea.com/que-se-jodan-los-pensionistas-de-este-pais-de-mierda

 

[3]  Nos encontramos con un proceso de envejecimiento de la población de la comarca, las defunciones superan los nacimientos, la emigración de la población joven es una sangría constante, y la llegada de los emigrantes tras la crisis de 2008 ha disminuido. El medio rural del interior andaluz se despuebla.

1 Comment

  1. Carlos Parejo Delgado dice:

    Interesante análisis de la realidad, poco esperanzador para el futuro, pero parece que el desarrollo local pasó de moda y vamos camino de la España vacía y de la Sierra Sur vacía, con excepciones situadas en torno a la autovía del 92.
    Carlos, maestro,el problema es que los regidores locales no quieren ver la realidad, quizas por que le falte una vision territorial a medio y largo plazo o que este tema no le interese plantearlo ,se vive en una sociedad de lo inmediato, servicio amazon, y esto necesita un analisis profundo y una actuacion responsable. Vender ilusion esta peelado con la realidad real de esta comarca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 5 =