AlMaBox Servicios Informáticos." /> ORTO Y OCASO DE ADR ESTEPA-SIERRA SUR – ortizbenjumea

ORTO Y OCASO DE LA ADR ESTEPA-SIERRA SUR.

Para los ajenos a estos temas ADR Estepa-Sierra Sur es una entidad, sucesora de Iniciativas Comunitarias de Desarrollo, que ha gestionado en la comarca los fondos LEADER, y otros programas europeos destinados al desarrollo territorial. Desde mediados de la década de los noventa del siglo pasado, más de 30 millones de euros, incluyendo otros fondos europeos, además de Leader, han sido gestionados por estas dos entidades,

El esqueleto de este artículo fue elaborado allá por 2008,fue dado a conocer a algunos representantes del Consejo Territorial, y responsables políticos, se pretendía a partir de este documento base  y de reflexión dar un giro, planteando otra forma de gestión de la  ADR, muchos hicieron oídos sordos. Nadie, ni en estos años convulsos, ni antes  tomo este documento en serio.

En la larga historia de Iniciativas Comunitarias de Desarrollo y ADR Estepa-Sierra Sur, gestionando los programas Leader, habría que distinguir tres etapas:

Primera etapa ilusionante, el orto, el nacimiento. El responsable de la UPE de Estepa, en aquel entonces joven y testarudo concejal del Ayuntamiento de Estepa, con escasos apoyos y medios se presenta a la primera convocatoria europeas de los programas Leader, siendo seleccionada Iniciativas Comunitarias como entidad gestora de dichos fondos. Se empieza a diseñar una estrategia de desarrollo territorial para la comarca, y los fondos son gestionados por y desde el territorio. Estos años de ilusión e implantación de Leader en la comarca, tenían como símbolo al joven Gerente, que con  un 4*4, color butano y por supuesto sin aire acondicionado, dedicaba sus esfuerzos en la captación de fondos. En aquel entonces el Gerente, era un auténtico líder dialogante, reconocido por prestigiosos estudiosos del desarrollo local entre otros por  A. Vázquez Barquero.

Una segunda etapa, el erotismo del poder, el poder a toda costa. El gerente se convierte en profesional de la política, simultaneando múltiples cargos con la Gerencia de la ADR. El líder que fue se difumina y aparece “el jefe”, que todo lo quiere controlar, y del dialogo se pasa a la imposición por decreto. El inicio de esta etapa cronológicamente se puede fechar con la etapa final del II Leader, y con el cese voluntario de la economista  del Leader II, su antecesor en el cargo también lo abandono voluntariamente. La ADR había perdido una de las técnicas más cualificadas y eficientes que han pasado por el grupo de desarrollo. Se demandaba quizás para  este cargo  un perfil profesional distinto, mas dúctil y maleable.

En esta etapa, se desvirtúan los objetivos, el desarrollo del territorio pasa a un segundo plano, el Gerente compagina el cargo con la Alcaldía de Estepa y otros muchos cargos políticos. Para la  Gerencia los fondos tienen ahora como objetivo principal el control del territorio, adhesión inquebrantable de voluntades, y disponer de una maquinaria para ganar las elecciones municipales. Una frase en una escena de una película neorrealista italiana en blanco y negro, puede resumir esta etapa: “Enteraos de una puñetera  vez, me da igual los minusválidos, el patrimonio, el turismo  lo que quiero es ganar las elecciones y seguir mandando, como sea”.

La tercera etapa, el ocaso. La pérdida de las elecciones municipales en Estepa, por el Gerente y su equipo político  hubiera sido una oportunidad  para que ADR Estepa- Sierra Sur se pusiera  a la entera disposición del nuevo equipo de gobierno  municipal y al servicio del resto de ayuntamientos y de la comarca, demostrando su compromiso con Estepa y  con el desarrollo del territorio. Hubiera sido un acto de humildad y colaboración participativa del cual todos saldrían ganando. El acto de toma de posición del nuevo alcalde de Estepa , fue un indicador de la que se avecinaba en aquella larga y tenebrosa legislatura.

ADR Estepa-Sierra Sur, y las entidades concubinas ( Apromur, Ceder Corazón de Andalucía) antaño en fase de hibernación, se convierten en los “cuarteles de invierno” donde se refugian  familiares de primer y segundo grado, concejales rehenes, precandidatos electorales, exconcejales y exalcaldes de otras localidades, junto posiblemente con trabajadores fantasmas, sin ninguna experiencia y sin vocación en el desarrollo territorial.  Se establecen relaciones incestuosas entre ADR y las entidades concubinas. La tropa reclutada ( “vengo por lo mío” ) tiene como único objetivo impuesto desde la Gerencia de la ADR la reconquista del poder municipal a toda costa. Toda la artilleria pesada se convierte en pólvora mojada, cuando en política la relación es de simple vasallaje, sin compromiso ideológico (fidelidad a cambio de compensación económica y protección familiar), el doble espionaje politico esta al orden del día.  Por otro lado se reproduce comportamientos poco comprensibles “Si mi pueblo no me quiere, no me vota, ni agua ,…”, se excluye proyectos de algún municipio resultado de fobias personales.

En una época de recortes, donde debería de haber primado la profesionalidad, y la eficiencia, nos encontramos con una plantilla sobredimensionada y sin conocimientos básicos, sin vocación de desarrollo territorial, lo que supone que aparezcan los trabajadores zombi, aquellos que no reciben contraprestación económica por sus servicios. El absurdo  llega a tal extremo, que para mantener ocupada a la tropa se preparan proyectos por personal  sin experiencia, para convocatorias inexistentes.

Veamos cómo se encuadra ADR Estepa-Sierra Sur, siguiendo la metodología y la filosofía LEADER:

GRUPO ESCASAMENTE REPRESENTAVIO. La ADR ESTEPA-SIERRA SUR se encuadra, según la biblioteca leader, dentro de las denominadas escasamente representativas, con una enorme concentración de poder en unos escasos grupos. Algunos territorios, entre ellos ADR Estepa-Sierra Sur, se han caracterizado por la concentración de poder, donde  en las ADR están sobrerepresentadas las autoridades locales y/o las administraciones públicas, un exceso de presencia de la clase política  y donde la sociedad civil real está poco presente o muy limitada. En general, en ese modelo estos grupos trabajan a menudo para consolidar el desarrollo económico, sin pretender modificar las reglas del juego en cuanto a participación. En este caso, LEADER se ha considerado a menudo sólo como una línea de financiación complementaria. El logro de competitividad social no es una preocupación, ni tampoco una necesidad a corto plazo; no obstante, no debería ignorarse en una perspectiva de desarrollo económico a largo plazo.

NULA IMPLICACION DE LA POBLACION LOCAL, DINAMIZACIÓN SOLO FORMAL. En toda la etapa de los programas Leader en la comarca y posiblemente en otros territorios, ha predominado la captación de fondos y se ha olvidado la dinamización del territorio y la implicación de la población local. ”Aunque la ayuda financiera sea necesaria, la experiencia ha demostrado, que la planificación estratégica basada fundamentalmente en las aportaciones financieras externas  genera un desequilibrio en las estructuras sociales, que puede llegar a tener efectos negativos”. ( Kottak, 1995 ). Se han hecho y diseñado muchas estrategias de desarrollo territorial pensado en el territorio, pero como todos los  técnicos ilustrados, hemos caído en el error de siempre “desarrollo para el territorio, pero sin contar con el territorio”.

DIVORCIO ENTRE EL GRUPO DE DESARROLLO Y EL TERRITORIO. Por tanto la política de actuación de ADR Estepa-Sierra Sur, se ha caracterizado por el divorcio existente entre el grupo de desarrollo  y el territorio. Las relaciones entre Grupo de Desarrollo y el territorio de actuación se pueden encuadrar, según la metodología  utilizada en la biblioteca Leader, dentro de aquellos territorios  en los que se da una pérdida de confianza por parte de la población local hacia el Grupo de Desarrollo. Dando lugar  un cierto escepticismo hacia las formas de la gestión del Grupo de Desarrollo Rural , como resultado de las experiencias negativas del pasado, con un funcionamiento inadecuado -llegando a darse casos de dudosa actuación formal, lo que ha supuesto el descredito del equipo técnico y como consecuencia de  las iniciativas colectivas  que emanan de dicho grupo.

ADR ESTEPA SIERRA SUR COMO CANDADO DEL DESARROLLO. Nos encontramos por tanto con un problema de base, ya que ADR Estepa-Sierra Sur y en concreto el equipo gerencial, se convierten en el  problema que frena el desarrollo del territorio. La ADR Estepa-Sierra Sur se convierte en un  elemento que frena, limita e, incluso, bloquea todos los procesos de desarrollo. Se trata de un problema que afecta a la esencia misma de la sociedad local. La ADR se convierte, utilizando en la terminología LEADER, en el  “candado del desarrollo”, que imposibilita la cooperación local y territorial. Situación que se acentúa y se prolonga en el tiempo al no haberse llevado una verdadera política de dinamización territorial,  y solo actos formales de presentación del proyecto, con una fuerte carga electoral.

LA UNANIMIDAD SOSPECHOSA. El vanagloriarse de  que los proyectos presentados, o la estrategia  y las líneas de actuación llevadas por  Grupo de Desarrollo durante todos los marcos de actuación han sido aprobados por “unanimidad “ es en sí altamente sospechoso. Está unanimidad nos  indica que nos encontramos, como se define en la biblioteca Leader en un Grupo Territorial férreo y fuertemente controlado por la clase política, o mejor dicho por la Gerencia, donde todo es aprobado sin discusiones, donde no existe confrontación de opiniones, ni posturas divergentes, ni alternativas  que cuestionen las estrategias emanadas por el supuesto equipo técnico. Todo esto nos indica que el sistema autoritario impuesto desde la Gerencia  dentro del Grupo de Desarrollo  ha producido una enorme sequia intelectual. El consenso es todo lo contrario, por lo general es el resultado positivo, democrático de la confrontación de opiniones opuestas e incluso divergentes.

 ¿Cuáles son los condicionantes que nos han conducido a esta situación?. Apuntemos solo una serie de hechos:

  • La mutilación del territorio, el marco ideal de actuación es la comarca de Estepa y Osuna, pero desde un principio se intentó excluir a Osuna del programa Leader, en la primera convocatoria Osuna no formo parte del territorio de actuación. También se excluyó inicialmente a Osuna en otros programas como “Andalucía en tus manos”, y se excluyó en EFTA “ Las dos Andalucias”. Excluir a Osuna, el municipio con mayor población, que representa el 40% de la superficie de la ADR, era una forma de que nadie cuestionara el poder ni hiciera sombra a la Gerencia. Este enfrentamiento soterrado, a la que Osuna fue ajena, ni entro en el juego, hizo enorme daño al territorio.
  • El Gerente ha simultaneado este puesto con varios cargos políticos de responsabilidad en el territorio, siendo el único caso entre todos los grupos de desarrollo de la Unión Europea donde se da esta acumulación de cargos políticos junto con  la Gerencia de un grupo de desarrollo rural.
  • Esta simultaneidad de cargos políticos del Gerente ( Alcalde, Presidente del Consorcio, de la Mancomunidad, etc.) le confería un poder ilimitado, al que nadie se atrevía a cuestionar o discutir.
  • Recordemos que en algunas etapas, el Ayuntamiento de Estepa, ADR, y las entidades concubinas, controladas por la misma persona llegan a gestionar más fondos europeos que el mismísimo Ayuntamiento de Sevilla.
  • En estas circunstancias se produce una inversión en la relación de poder dentro del Consejo Territorial, el Gerente tenía más poder real que el Presidente del Grupo, cuyo poder era solo teorico. El presidente de grupo de la ADR, era un hombre de paja, un subordinado impuesto por el Alcalde-Presidente de la Mancomunidad- Gerente de la ADR. El Gerente mediante un falso conceso sugería el futuro presidente y el resto de miembros del Consejo, se limitaban a aceptar y aprobar por unanimidad.
  • Utilización de escudos humanos en puestos claves del Consejo Territorial como el cargo de Tesorero, hábilmente elegido, que por responsabilidad compartida convertían en inmune a la Gerencia.
  • Control de los trabajadores mediante contratos en fraude de ley, y consejos de guerra sumarísimos donde se lapidaba a los técnicos con resultados exitosos. A estos técnicos le quedaba por pasar un largo ostracismo, donde nadie durante un largo tiempo se atrevía a dirigirle la palabra. Recordemos ADR Estepa-Sierra Sur  e Iniciativas Comunitarias, con Presidente y Gerente común,han sido condenada por contratos en fraude de ley.
  • La Gerencia mediante el mecanismo de filtros políticos y personales  evitaba la presencia en el Consejo Territorial de empresarios y grupos sociales considerados  incomodos y problemáticos hacia la gerencia,
  • En caso de empresas claves en el territorio, se invitaba directamente a un miembro de la misma “condescendiente, complaciente ” con los deseos de la Gerencia. En algunos casos no era la empresa el que elegía su representante en el Consejo Territorial, sino en algunoss casos era la Gerencia quien” invitaba” a uno de los miembros de esa empresa, asociación o grupo social, como representante en el Consejo Territorial.
  • Por otro lado nos encontramos con la presencia puramente testimonial y formal de algunas empresas y entidades territoriales de peso en el Consejo Territorial. Los representantes de dichas entidades en el Consejo Territorial no tenían continuidad, se rotaban continuamente, desconocían el guion de la película, y carencia de  poder de decisión. Todo esto suponía un campo abonado para la falta de control real en la gestión de ADR Estepa-Sierra Sur.
  • Inexistencia de concurrencia competitiva. El modelo de selección de los proyectos por orden de presentación en el Registro de Entrada, suponía que los fondos eran captados solo por unos pocos, los que tenían información previa de la apertura del marco comunitario, y se discriminaba a futuros proyectos que podrían ser más interesantes para el territorio. Todo esto suponía que no se  hiciera una valoración trimestral adecuada de los proyectos presentados en función de las necesidades territoriales o sociales,  con su estudio de viabilidad económica y de  impacto territorial.
  • Este modelo de selección de los proyectos basados en el orden de presentación llevaba consigo la posibibilidad de la  fácil manipulación del Registro de Entrada. Nadie ajeno a la Gerencia llevaba un control del Registro de Entrada.
  • La aprobación de los proyectos y la estrategia territorial por clamorosa unanimidad, no era más que un fiel reflejo de un alarmante escaso análisis y valoración de los mismos.
  • En muchos casos la aprobación de los proyectos se basaba fundamentalmente en mantener los equilibrios de poder dentro del grupo.
  • Escaso papel de control del RAP (Responsable de la Administración Pública), sin la formación adecuada, lo que da origen a la posibildad de un importante número de proyectos contaminados.

Para terminar una cita siempre optimista de uno de los maestros y teóricos del desarrollo rural andaluz, Pedro Ruiz Avilés.

“Podría decir y reflexionar sobre muchas cosas. Sólo diré una: que con el tiempo se fue perdiendo un espíritu, y una forma de intentar hacer y desarrollar programas público- privados aplicados a nuestros mundos rurales que echo mucho en falta y que, como al principio de los pasados años 90 , hablando en términos generales, continúan vigentes y siendo necesarios”. PEDRO RUIZ AVILES

 

 

Ramon Ortiz Benjumea
Ramon Ortiz Benjumea
Me considero un geógrafo de vocación y profesión. Interesado en temas relacionados con el desarrollo territorial, especialmente con los problemas de los municipios rurales del interior andaluz, en concreto de los ámbitos funcionales de Estepa y Osuna, Soy ante todo un comarcano, preocupado por el presente y el futuro del mundo rural. El pesimismo ante la cruda realidad va acompañado por el optimismo, ya que el medio rural tan olvidado por la clase política y los medios de comunicación, tiene recursos suficientes para salir de la crisis, fijar a la población en el territorio, mejorando la calidad de vida de sus habitantes, evitando la emigración y la despoblación que nos acecha. Entre todos podemos evitar la agonía del mundo rural. Esta página quiere ser un lugar de reflexión, dialogo sereno y encuentro de todos los comarcanos, huyendo de las polémicas estériles y de las visiones interesadas impuestas y partidistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *