AlMaBox Servicios Informáticos." /> ¡QUE SE JODAN LOS PENSIONISTAS DE ESTE PAÍS DE MIERDA!. – ortizbenjumea

¡QUE SE JODAN LOS PENSIONISTAS DE ESTE PAÍS DE MIERDA!. UN ANÁLISIS DE LAS PENSIONES EN LA COMARCA ESTEPA-OSUNA.

Version en    PDF que se jodan

Algunos consideran todavía las pensiones de jubilación como un regalo, como una obra de caridad del gobierno de turno y no un derecho acumulado durante los largos años de vida laboral. “Como toda obra de caridad consideran que estas se conceden dependiendo del capricho y el humor del poderoso que  las otorga”.

Dentro de este contexto se entiende ciertas expresiones que de forma subconsciente ponen al descubierto la postura real del que la emite. “Joderse” es una palabra ofensiva más aún cuando la dice un alto cargo de la administración con una remuneración que supera los 120.000€. “Mierda” palabra tan recurrida aunque se utilice  “merde”en francés utilizada por alguien que se considera superior con la intención degradar al receptor y destinatario del calificativo. País de “merde” fue utilizada por la ciudadana L.O., cuando se divulgo las fechorías de un amigo íntimo, con juicios pendientes de acoso sexual, pero yerno de un adinerado constructor y exministro en la Dictadura. Que amistades tan peligrosas tiene algunos ciudadanos.

El estudio de las pensiones nos va a permitir tener una radiografía diacrónica de la comarca, ya que estas son el resultado del mercado laboral de los últimos 25-30 años, por otro lado sitúa desde el punto de vista socieconomico al territorio en un contexto actual concreto Andalucía y la provincia de Sevilla. Estos datos  nos permiten conocer la importancia y el impacto  de los ingresos de estas clases pasivas en las economías locales. Para un análisis complementario sobre estos temas se puede consultar también en este blog  la siguiente entrada :  “Las bolsas de pobreza a en el medio rural andaluz: las comarcas de Estepa-Osuna”. (https://www.ortizbenjumea.com/las-bolsas-de-pobreza-en-el-mundo-rural-andaluz-comarcas-de-estepa-y-osuna)

Los datos estadísticos no tienen valor ni significado en sí mismo, son valores neutros, que nos no dicen nada, como hemos apuntado en otros artículos alcanzan su verdadera dimensión cualitativa al relacionarlos con otros municipios dentro del contexto territorial al que pertenecen. Pero remitámonos a los datos, siempre desde una metodología sencilla y didáctica para conocer la cruda realidad de nuestra comarca.

Las pensiones suponen en la comarca aproximadamente unos 12.273.317 € mensuales, 63,7% lo aportan las pensiones de jubilación, unos 7.826.302,23 €/mensuales, seguido por la pensiones de viudedad que suponen un total de 2.175.792,23€, representando un 17,7 %, en tercer lugar la incapacidad permanente con el 15,5% de las aportaciones, con 1.899.889,46 €, representando las pensiones de  orfandad y favor familiar solo el 2,1%. Contrastan estos datos con los pensionistas residentes en  Tomares donde el 72% delos ingresos de los pensionistas proceden de las pensiones de jubilación, con unos ingresos medios por jubilado muy por encima de la media de la comarca, resultado de una vida laboral mejor remunerada  y con unas cotizaciones más elevadas.

Hay que señalar que la pensión media de los municipios de la comarca es 621,23€, muy alejada de la media andaluza, la provincial, y aun mas de la media de Sevilla capital y Tomares, tal como se recoge en el cuadro anterior.

En la clasificación por municipios  de la provincia de Sevilla, los 18 municipios de la comarca se encuentran por debajo del puesto 50 del total de 105 municipios de la provincia de Sevilla (segunda columna por la izquierda). Remarcando que cuatro municipios de la comarca tienen el meritorio honor de encentrarse a la cola de la provincia de Sevilla: El Rubio en el puesto 102, Badolatosa en el 103, Los Corrales en   el puesto 104, y Martin de la Jara en el 105. El resto se encuentra por debajo de la mitad de la tabla.

Si tomamos como referencia el conjunto andaluz ( cuarta columna por la izquierda del siguiente cuadro), todos los municipios salvo Estepa, que ocupa el puesto 293, y Osuna con el 295, se encuentran por debajo de la mitad de la tabla de un total de 775 municipios. Seis entre los 75 últimos municipios, dos de estos Martin de la Jara y Los Corrales entre los 22 últimos del conjunto de la comunidad autónoma andaluza, y Martin de la Jara en concreto ocupando el puesto 768 de los 775 municipios andaluces.

Fuente: Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Consejería de Encomia y Conocimiento. Junta de Andalucía. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Elaboración propia

En la entrada de este blog“ LAS BOLSAS DE POBREZA EN EL MEDIO RURAL ANDALUZ: COMARCAS DE ESTEPA Y OSUNA”, se hacia el siguiente análisis, tomando como referencia la Renta Bruta Media, coincidiendo con el análisis y los resultados de esta entrega:

“En España  un total de 2937 municipios  superan los 1.000 habitantes. Todos los municipios de las dos comarcas, clasificados  según la Renta Bruta Media de mayor a menor ,se encuentran por debajo de los 1.500, y en concreto Los Corrales se encuentra en este ranking en la posición 2.892, en una de las últimas posiciones a nivel nacional”.

Fuente:http://www.agenciatributaria.es/AEAT/Contenidos_Comunes/La_Agencia_Tributaria/Estadisticas/Publicaciones/sites/irpfmunicipios/2013/jrubikf6d2fcd70c4d0ec216836abfe9f974b4309c26da4.html

Clasificación que es resultado de unos municipios cuya economía ha estado muy vinculada al sector agrario ( el problema es que en los últimos años esta dependencia se está acentuando aún mas), con una escasa diversificación de la economía local y con empresas del sector industrial y servicios de pequeña y mediana dimensión o inexistentes en algunos municipios.

Si relacionamos pensión media de los municipios de la comarca con la pensión media de Tomares( muy similar a la media nacional), la comarca y todos sus municipios se encuentran por debajo del 61% de la pensión media de Tomares, es decir en el umbral de pobreza. Si tomamos como referencia no la pensión media sino la pensión media por jubilación la brecha entre los territorios tomados como referencia y los municipios de la  comarca son abismales.( Consultar cuadros).

El peso e impacto económico de las pensiones en la comarca y en los distintos municipios se pone de manifiesto en el siguiente cuadro. Las pensiones suponen, como hemos apuntado anteriormente, unos ingresos en la comarca de 12.277.317,70 €/mensuales. Los ingresos por municipio están relacionados con el número de pensionistas y la pensión media, lógicamente las cabeceras comarcales con un mayor número de habitantes son los que tienen un mayor ingreso, como es el caso de Osuna con aproximadamente 2.537.117 €/mes, y Estepa con 1.685,268 €/mes ( consultar tabla siguiente).

Fuente: Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Consejería de Encomia y Conocimiento. Junta de Andalucía. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Elaboración propia.

Al sumar la población TEAS ( Trabajadores Eventuales Agrarios Subsidiados) con el número de pensionista por municipio , y lo relacionamos con la población mayor de 16 años, población activa y pensionista incluidos nos da un porcentaje que refleja el grado de dependencia de la comarca de estos dos ingresos, que se convierten en vitales para la supervivencia y el día a día de estos municipios. (Consultar el siguiente cuadro).

Fuente: Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Consejería de Encomia y Conocimiento. Junta de Andalucía. Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Elaboración propia.

El 27,7% de los habitantes mayores de 15 años de la comarca reciben una pensión o una prestación al formar parte de la población TEAS. En Villanueva de San Juan el 40,6% de esta cohorte de población se encuentra en esta situación, seguido de otros tres municipios de la sierra sur profunda: Martin de la Jara, Algamitas y  Los Corrales, a los que habría que añadir dos municipios periféricos Badolatosa y El Rubio. Otro aspecto que se desprende indirectamente es el proceso de envejecimiento de la población de la comarca, el peso de la población mayor de 65 años se ha incrementado en estas dos últimas décadas.[1]

Para toda la comarca, y especialmente para los antes mencionados la falta de actividad económica es suplida por estos ingresos de clases pasivas y jornaleros eventuales. Sin estos ingresos no totalmente productivos muchos municipios están condenados a desaparecer, más aún cuando algunos de ellos tienen una población envejecida, donde las defunciones superan a los nacimientos, son pueblos esperando al notario para que levante el acta de defunción.

Conclusiones:

Los datos de ingresos por pensionista y municipio  confirman los  obtenidos al analizar las RNMD ( Rentas Netas Medias Disponible) en la entrada ya mencionada. Todo nos indica que existe en los municipios de la comarca una  estrecha relación entre Renta Netas Medias Disponibles y Pensión media.

Martin de la Jara, Los Corrales y el resto de municipios de la sierra sur profunda ocupan los últimos puestos de la provincia y de Andalucía, tanto por ingresos medios por pensionista como en función de las Rentas Netas Medias Disponibles.

Existe por tanto dentro de esta “comarca pobre” una enorme brecha entre los municipios cabeceras y los que tienen fácil acceso a la A.92, que actúa como línea imaginaria divisoria y los municipios de la sierra sur profunda y los periféricos como El Rubio y Badolatosa

A parte de esta brecha territorial existe otra brecha en función de la vida laboral de los pensionistas, ya que la media se obtiene incluyendo las pensiones de jubilación de funcionarios de la administración, sanitarios, profesionales de la enseñanza, por lo cual un porcentaje significativo de la población no alcanza la media comarcal.

Las pensiones se convierten en la principal fuente de ingresos en los municipios de la comarca, municipios donde la actividad productiva es escasa o inexistente.

Los ingresos generados por los TEAS ( Trabajadores Eventuales Agrarios), aunque en proceso de retroceso en estos últimos años, es otra de las fuentes de ingresos complementaria que mantienen con vida a los municipios rurales del interior de Andalucía.

Llama la atención la situación de los municipios donde predomina la ocupación en la agricultura, bien en campos comarcanos, bien por emigración golondrina a otras tierras. Después de décadas con este trabajo, las pensiones medias de los jubilados de pequeños municipios como Algamitas, Los Corrales, Martin de la Jara, El Rubio o El Saucejo no superan los valores medios (están por debajo de los 620 euros)[2]. Esto nos lleva a pensar que las pensiones de poblaciones de la Sierra Sur con mayor tamaño demográfico, con más abundante presencia de funcionarios (locales, provinciales, autonómicos o estatales) y empleados en el sector servicios, son más sustanciosas, aunque sea sólo ligeramente. De hecho, los principales municipios que funcionan como cabeceras de la administración (Estepa, Herrera, Osuna o La Roda) superan valores de 700 euros mensuales. Dicha desigualdad se observa, asimismo, en otras pensiones como las de viudedad.

“A nivel de Andalucía y del conjunto de la provincia de Sevilla, los pensionistas de la Sierra Sur están en el furgón de cola en relación  a las cuantías medias percibidas.  Y nuevamente, los municipios más poblados y con economías más diversificadas, que concentran funciones administrativas y las actividades industriales y de servicios, son los únicos que ocupan posiciones intermedias (Estepa, Herrera  Osuna y La Roda de Andalucía). Por el contrario, mientras más alejados se encuentran los municipios de la autovía del 92, mientras más pequeños son y más agrarias son sus economías, más humildes y modestas son las cuantías de los pensionistas.  Ante este panorama, no extraña que sea difícil de torcer su secular tendencia demográfica negativa y la progresiva emigración de sus habitantes. El turismo rural es una alternativa, si, pero demasiado tímida. No tiene aún capacidad para cambiar las tendencias antes comentadas”[3].

No es válido el contraargumento utilizado por los gobernantes locales, que rechazan estos datos por  ser poco reales y no fiables, “en mi pueblo hay mucho dinero, por una fanega de olivos se paga lo que no está escrito, existe una importante  actividad e ingresos no declarados”. Cuando este comportamiento en caso de que sea real no es exclusivo de una localidad ni de una comarca en concreto, por lo cual el valor comparativo de los datos, ya que un comportamiento generalizado en todo el conjunto nacional se compensa entre si. Por otro lado el alto valor de la tierra y en este caso concreto del olivar, lo que está reflejando lamentablemente es la inexistencia de emprendimiento y de  alternativas rentables donde invertir en el territorio.

Sigue siendo válida por desgracia  la afirmación que en 1994 realizaba José Luis Galán González,” nos encontramos en una comarca pobre, dentro de una provincia pobre y una región pobre”.[4]. Conclusiones a las que llegaba Jesús  González Regidor en el 2000 “ nos encontramos  una comarca que se encuentra en el umbral de pobreza”.[5]  Después de tantos años la situación económica no ha mejorado relativamente, y nos encontramos a la cola de Europa, independientemente  de los datos que se manejen, ya que todos nos describen el mismo panorama.

El estudio de las pensiones en la comarca Estepa-Osuna nos viene a confirmar una vez más la situación de pobreza y exclusión social de estas comarcas y de sus habitantes. Una comarca que se encuentra en el umbral de pobreza, aunque la nueva aristocracia política lo nieguen una y mil veces. Ellos y sus familiares como nueva aristocracia tienen unos ingresos y unas oportunidades profesionales que  están vetadas al resto de los ciudadanos de la comarca[6].

Todo lo expuesto anteriormente pone de manifiesto el fracaso o la inexistencia de una estrategia de desarrollo territorial por parte de las distintas corporaciones locales de la comarca, que no están garantizando fijar a la población en el territorio, ni mejorar la calidad de vida. No existe  una política  de desarrollo rural, local o territorial.

Herrera, mayo de 2018

Ramón Ortiz Benjumea, comarcano, geógrafo, y técnico en desarrollo rural.

Carlos Parejo Delgado, geógrafo y consultor.

NOTAS.

[1]  Nos encontramos con un proceso de envejecimiento de la población de la comarca, las defunciones superan los nacimientos, la emigración de la población joven es una sangría constante, y la llegada de los emigrantes tras la crisis de 2008 ha disminuido. El medio rural del interior andaluz se despuebla.

[2] Vuelvo a recomendar nuevamente el trabajo dirigido por Elías Zamora Acosta “ Dejar las maletas”. Emigración, trabajo y desarrollo en la Sierra Sur de Sevilla. Universidad de Sevilla. Mancomunicad de Municipios de la Sierra Sur de Sevilla.2000

[3] Aportación de Carlos Parejo Delgado.

[4] Estudio socioeconómico de la comarca Estepa-Sierra sur. Coordinador José Luis Galán González, Diputación de Sevilla . Edita : Sevilla Siglo XXI.2005.

[5] El futuro del medio rural en España. Agricultura y desarrollo económico. Consejo Económico y Social (CES).2000. Jesús González Regidor.

[6] .Ser exalcalde, exconcejal, hijo, yerno, cuñado, espos@” de un político comarcal que haya estado en el poder es en muchos casos estar vacunado contra el paro y la exclusión social, simplemente echen una mirada al entorno local más cercano, y pongan cara a estos privilegiados, o rebusquen en los consorcios y en las diputaciones de turno. Forman el gremio de políticos para toda la vida, hasta la sepultura, donde en vida han dejado a los familiares “ bien colocados”.

Ramon Ortiz Benjumea
Ramon Ortiz Benjumea
Me considero un geógrafo de vocación y profesión. Interesado en temas relacionados con el desarrollo territorial, especialmente con los problemas de los municipios rurales del interior andaluz, en concreto de los ámbitos funcionales de Estepa y Osuna, Soy ante todo un comarcano, preocupado por el presente y el futuro del mundo rural. El pesimismo ante la cruda realidad va acompañado por el optimismo, ya que el medio rural tan olvidado por la clase política y los medios de comunicación, tiene recursos suficientes para salir de la crisis, fijar a la población en el territorio, mejorando la calidad de vida de sus habitantes, evitando la emigración y la despoblación que nos acecha. Entre todos podemos evitar la agonía del mundo rural. Esta página quiere ser un lugar de reflexión, dialogo sereno y encuentro de todos los comarcanos, huyendo de las polémicas estériles y de las visiones interesadas impuestas y partidistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *