PERSONAS DEPENDIENTES Y CUIDADORES.

Nuestros mayores, son personas dependientes y cuidadores a la vez, ya que  en muchos casos se tienen que hacerse cargo de su pareja con la que conviven. La población soporte ( el grupo de edad  que está condiciones de cuidar a sus mayores) ha disminuido por la emigración y el despoblamiento.

Consultar nuestro artículo: UNA APROXIMACIÓN A LA DISCAPACIDAD Y LA DEPENDENCIA EN ANDALUCIA (2021).

LA DESCONEXIÓN DEL MEDIO RURAL.

Un de las características históricas del medio rural es el déficit de Servicios de Proximidad en relación a las grandes áreas urbanas. A estos habría que añadir en estos años la perdida de servicios esenciales, y el déficit de calidad en relación a otras zonas más pobladas.

Por poner sólo un ejemplo, que hemos estudiado: las Escuelas Infantiles de titularidad de la Junta de Andalucía. Estas se localizan en algunas cabeceras comarcales, pero se concentran sobre todo en  las capitales de provincia y sus áreas metropolitanas. La diferencia  de presupuesto, dotación, equipamiento, sueldo de los trabajadores son abismales, lo cual repercute en la calidad del servicio.

Las oficinas bancarias, las estafetas de correo, los centros de enseñanza secundaria, las estaciones de ferrocarril, las líneas de autobuses, que facilitan la movilidad de los mayores, los consultorios y centros de salud, son servicios esenciales.

Estos Servicios de Proximidad en el medio rural disminuyen, desaparecen definitivamente, y/o la calidad del servicio se deteriora (sanidad, atención en los bancos). La falta de demanda,o la disminución de la población son los argumentos de las entidades responsables.

Muchas parejas jóvenes con cargas familiares se marchan a la ciudad, donde hay una mayor oferta. Muchos trabajadores relacionados con los Servicios de Proximidad prefieren la gran ciudad, donde la remuneración es mayor, y hay más oportunidades laborales y de ocio para sus familiares.

Para mas información consultar los siguientes artículos:

LA DESBANCARIZACIÓN DE LA SIERRA SUR SEVILLANA.

DESCONEXION PROGRAMADA DEL MUNDO RURAL: ¡¡ APAGA Y VAMONOS!!

MAYORES Y EXCLUSIÓN SOCIAL.

Macarena, como muchos mayores del medio rural, vivía sola. Cumplía el perfil perfecto de una persona mayor en situación de exclusión o de emergencia social.

Cuando hablamos de exclusión social, no nos referimos solo a renta o ingresos personales, nos referimos a soledad de los mayores. También a  la  carencia de servicios mínimos, que deben atender a  las personas con discapacidad y dependientes. Pero también a la deficiente calidad de estos servicios.

Por tanto exclusión social no es carecer de ingresos para alimentarse, que también. Exclusión social es carecer de servicios de proximidad básicos, o con una  calidad deficiente, que  no garantizan a los mayores una calidad de vida digna en sus últimos años de vida.

Tener que desplazarse a otra localidad para recibir atención médica básica (fisioterapia, radiografía,..), hacer operaciones en las entidades bancarias, carecer de  líneas de transporte público, que nos faciliten la movilidad , etc.Son en su conjunto actividades muy normales de la vida diaria, que se convierten en un GRAN PROBLEMA PARA LOS MAYORES

“Tener que ir pidiendo favores como perros apaleados no es digno para un colectivo que ha levantado este país. Este país es lo que es, gracias  al esfuerzo  y el sacrificio de los mayores ( me gusta más la palabra viejo), que no lo olvide nadie”.