LAS REDES SOCIALES FAMILIARES SE HAN DEBILITADO.

Las redes familiares en España se han debilitado, la cultura mediterránea de cuidar a nuestros mayores se ha difuminado. Pero en el medio rural la situación es más preocupante aún, además de despoblamiento, el proceso de envejecimiento de la población es más acelerado, se incrementa con un mayor ritmo que en el conjunto nacional, y  aún más si lo comparamos con las áreas metropolitanas. Cada día hay menos jóvenes, y más personas mayores en nuestros pueblos, un alto porcentaje de estas personas viven solas.

Por otro lado, el medio rural se está despoblando, y envejeciendo. Los hijos de estas personas mayores han emigrado buscando en la gran ciudad la oportunidad laboral que no encuentran en su localidad. En otros casos el motivo es la carencia de SERVICIOS DE PROXIMIDAD (Centro de Salud, atención a las personas con discapacidad, UEDTO, Centro de Día,…), o el deterioro de los mismos, la inexistencia de ocio alternativo,lo que obliga a familias con hijos o con dependientes a su cargo a buscar lo que no encuentra en el medio rural.

EL PAPEL DE LA POBLACIÓN MIGRANTE.

Son las mujeres de procedencia africana o sudamericana en su mayoría, las que están cubriendo en parte el cuidado de nuestros mayores, sin ellos el problema se agravaría.

Perciben normalmente bajos salarios, pero a su vez envejecer es caro, y no todos los mayores pueden contar con este servicio de apoyo extrafamiliar. Se da por tano una paradoja proletarización de este servicio, y bajas rentas de mayoría de las personas mayores dependientes, que viven en el medio rural.La pensión media en el medio rural andaluz se encuentra en torno a los 650 € (2016), en las áreas urbanas superan los 1.200 €.

MACARENA VIVIA SOLA Y MURIO EN SOLEDAD

Macarena falleció en la soledad, su cadáver paso  inadvertido varios días en la casa donde residía, sin que nadie diera la voz de alarma. Nos encontramos con  un desagradable suceso, que solemos ver en las noticias de los informativos como algo lejano, propio de las grandes ciudades, convencidos que en nuestros pueblos, nunca va a suceder. Algo ha fallado,…

Pero esto, que ahora consideramos anomalía, ha llegado al medio rural, a un pueblo en concreto de la provinica de Sevilla , para quedarse, si no se toman medidas oportunas.