“TRAZOS Y BREVARIOS”. EL DOCTOR

Inauguramos un nuevo rincón “TRAZOS Y BREVARIOS” de la mano de José Manuel Ojeda, que nos acerca a la pintura, una de las artes plásticas con mayor número de seguidores. La pintura suele estar cargada de mensajes y guiños ideológicos, donde también el observador descubre muchos matices que aparecen semiocultos  entre los trazos misteriosos de las pinceladas. Espero que en tiempo de conflictos y pasiones desenfrenadas, las obras de artes que nos presenta J.M Ojeda “amasen a las fieras”.

EL DOCTOR

Hoy toca una obra que se ha usado en multitud de ocasiones como cartel-protesta para defender el derecho a una sanidad digna frente a aquellos que la han atacado. La obra es “El Doctor” del británico Luke Fildes[1], fechada en 1891.

Al creador de esta obra le marcó el fallecimiento de un hijo, le marcó en sus pinceladas, en cada trazo, transmitiendo su sufrimiento, sus miedos, tan latentes en esta obra.

El padre es el personaje del fondo, se apoya en los hombros de una madre rota, rendida sobre una mesa vacía, a ambos les engulle la oscuridad, la frustración, la impotencia, la situación no es para menos, toda la escena es una fábrica de emociones. 

Los pequeño detalles abundan, cada objeto reta al espectador a descubrir la historia detrás de la obra. Esa lámpara torcida busca iluminar algo más que al niño, busca desesperadamente dar algo de luz a los pensamientos del doctor. Esa cama improvisada sobre dos sillas muestra algo más que la vida humilde de una familia, muestra al activista que lleva dentro el artista, es su modo de protesta contra la pobreza social de la época. Aunque nos sorprenda, siempre han existido los Banksy, nunca faltarán.

Sin embargo, la parte sustancial de la obra recae sobre el doctor, la figura central es determinante, el artista quiere que así sea, su homenaje particular. 

El doctor tiene que decidir rápidamente, cada segundo cuenta, se ha adaptado a trabajar en un entorno no óptimo para ningún sanitario, le ha tocado vivir y pelear junto al niño, sin Epis, sin mirar el reloj, doblegando siempre una curva, obligado a mantener la concentración y también la calma. Enfocando la situación con valentía y profundo análisis. Su capacidad y sus valores puestos al límite, depende una vida.

Han pasado 130 años de la obra y la figura que representa este doctor está más presente que nunca, muchos balcones se han rendido al trabajo y al compromiso de los profesionales sanitarios, la gratitud no ha sonado hueca, esta vez se ha sentido, al menos esa sensación tengo.

En resumen, la obra está gritando que cuidemos a quienes nos cuidan, los profesionales de la salud son la última línea de defensa de la sociedad, tengamos esto siempre presente. Y si la memoria nos falla en algún momento, suele pasar, aún podemos recurrir a esta obra para recuperarla.

José Manuel Ojeda

22 de junio de 2020

[1] Samuel Luke Fildes KCVO RA fue un pintor e ilustrador inglés nacido en Liverpool el 3 de octubre de 1843 y formado en las escuelas de South Kensington y Royal Academy. Era nieto de la activista política Mary Fildes. Falleció el 28 de febrero de 1927 .

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − uno =