¡¡UNA, DOS, TRES TORREBLANCAS VERDES…!!.VERDEAR LOS MUNICIPIOS DE LA COMARCA ESTEPA-OSUNA”.

  •  ¡¡UNA, DOS, TRES TORREBLANCAS VERDES…!!.VERDEAR LOS MUNICIPIOS DE LA COMARCA ESTEPA-OSUNA”.

Contamos en este portal  con la colaboración del  Grupo TAR de la Universidad de Sevilla dirigido por el catedrático D. Julián Lebrato Martínez (Consultar ficha de investigación:https://investigacion.us.es/sisius/sis_showpub.php?idpers=2324). El Grupo TAR se encuentra incluido en el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) de la Junta de Andalucía, con líneas de investigación en Ingeniería del Agua Posible y Ambiental: Eficiencia energética, naturalización de sistemas urbanos e industriales y eco diseño, biodiversidad, recuperación de recursos de los residuos y desarrollo local. Dicho grupo nació en el 1984 en la Escuela Politécnica Superior trabajando en ingeniería del agua y con el tiempo abrió su campo  de intervención a la Tecnología ambiental especializándose en naturalización urbana.

Puede consultar el documento  CRONICA DE TORREBLANCA VERDE ABRIENDO  EL SIGUIENTE VINCULO:http://aula.aguapedia.org/pluginfile.php/21484/mod_resource/content/0/cronica%20de%20torreblanca%20verde.pdf

Consideramos interesante el proyecto que están llevando en la Barriada de Torreblanca de Sevilla “Verdear un barrio”, ya que es una experiencia o buena práctica que puede ser implantada en algunos municipios de la comarca, más cuando en principio contamos a priori con el apoyo y asesoramiento técnico de dicho grupo de investigación.

Muchas veces al intentar transferir experiencias positivas o buenas prácticas de otras latitudes u otros países europeos pueden estar condenadas al fracaso, ya que la copia literal de una experiencia sin analizar detenidamente las estructuras mentales, los entornos sociales, territoriales, la trama política, los recursos disponibles de la zona de referencia  en relación l con la comarca o municipio donde queremos implantar esa experiencia nos indica que son realidades distintas e incompatibles, existiendo en este caso un rechazo en transplante ecologico condenando la proyectoi y la intervención  en un rotundo fracaso.

El Grupo TAR considera que Verdear  nuestros barrios o municipios “ es una forma de generar el desarrollo social de los vecinos, mejorando la calidad de vida mediante el proceso llevado a cabo”.

Las estadísticas al manejar datos medios ocultan la realidad social de nuestros barrios y municipios,  la brecha social existente es abismal. “Es conocido que las estadísticas sobre la ciudad promedian los resultados y esconden entre los valores buenos de ciertos indicadores la realidad de las zonas y colectivos más desfavorecidos. Debe considerarse que, a veces, no es suficiente con tener centros educativos en el barrio con aceptable o buena calidad porque para el desarrollo intelectual de una familia hace falta una serie de rutinas previamente adquiridas de conocimiento y culturales. Es ahí donde en determinadas localizaciones se parte de entornos deficientes o muy deficientes, que deben ser compensados urgentemente”.

Por tanto,  consideramos que la experiencia llevada a cabo en Torreblanca por el grupo TAR  de la Universidad de Sevilla “Verdear Torreblanca”, puede ser en parte transferida a los municipios de las comarcas de Estepa y  Osuna, ya que son muchos los elementos coincidentes entre los barrios  de la periferia urbana y los municipios rurales del interior andaluz.

  • El proyecto impulsa la dinamización social y la participación de la población local en el diseño de espacios públicos degradados o marginales. En este mismo portal ya el 15.01.2017 planteábamos este tema Espacios Públicos y Participación Ciudadana al analizar tres plazas emblemáticas de Herrera ( Consultar https://www.ortizbenjumea.com/derecho-a-ser-informado-obligacion-de-participar-derecho-a-decidir-espacios-publicos-y-participacion-ciudadana-tres-plazas-emblematicas-de-herrera).
  • Los proyectos de desarrollo local ha fracasado estrepitosamente por la falta de dinamización y participación ciudadana, ya que esta solo ha existido en la teoría del papel oficial impreso.
  • Incrementar la presencia de arbolado en la trama urbana y zonas verdes del interior del casco urbano y en las zonas periféricas, reduciendo el impacto de las plazas duras, verdeando dichas plazas  y amortiguando  el incremento de la temperatura media producido por la capa asfáltica de las calzadas.Es por tanto una pequeña aportación local en la lucha contra el cambio climático.
  • Propiciar la participación en el proyecto de un colectivo, cada vez con más peso en el medio rural, debido al envejecimiento de nuestros municipios, la población mayor de 65 años. Esta representa ya en algunos municipios  el 15% de la población total. Es un despilfarro marginal a este colectivo que acumula conocimiento y algo que no se puede improvisar: experiencia vital.
  • Integrar socialmente mediante este proyecto a un colectivo de población joven atrapado por el consumo de tóxicos. La crisis de 2008 ha supuesto que el trapicheo, el comercio, y el cultivo de ciertas plantas se haya convertido en una renta completaría de muchas familias y unos ingresos fáciles para los jóvenes sin ocupación que recurre a este casi normalizado comercio , a la vez que condenan a muchas familias a una experiencia vital infernal en la soledad de sus cuatro paredes.
  • Potenciar las relaciones entre todos los miembros de la sociedad, el desarrollo humano de la comunidad local, luchando contra las nuevas formas de consumo on line que favorece el individualismo, rompe la comunicación vecinal, nos fragmenta como sociedad y diluye la solidaridad propia de nuestra cultura mediterránea. La fragmentación y el aislamiento nos convierte en un colectivo más débil y vulnerable frente a las nuevas formas de control de la sociedad.

En definitiva conseguir municipios más ecológicos, comprometidos con el cambio climático, mejorando la calidad de vida de los habitantes de nuestros municipios, dando lugar a mejores oportunidades de desarrollo social entre los vecinos. Convirtiendo nuestros pueblos en espacios acogedores y atractivos  que retengan a la población local, atraigan a los neo rurales.

 

Herrera 10 de diciembre 2019

Ramón Ortiz Benjumea, geografo, técnico y máster en desarrollo rural y comarcano.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 3 =