PERFIL DE LA PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN LA COMARCA.

Los datos estadísticos anteriores nos permiten dibujar el perfil de las personas con discapacidad en un marco geográfico concreto, como son las comarcas de Estepa y Osuna.

  • Aumenta, entre 2009-2022  las personas con discapacidad en un 33,1%. En una comarca donde la población envejece y disminuye en un 3,1%  en este mismo periodo.

No encontramos con un escenario que nos debe de hacer reflexionar. Se incrementa entre 2009-2002 el número de personas con discapacidad en una comarca donde la población disminuye y envejece. Mayor población con personas con discapacidad en un marco donde la población soporte, y población potencialmente cuidadora disminuye.

  • La discapacidad tiene rostro de varón.

El 56,2% de las personas con discapacidad son varones (2.205 personas). Un rasgo que lo diferencia del conjunto andaluz, y del comportamiento  de la comarca en fechas anteriores (2009). Las mujeres, han dejado de ser la protagonista de la discapacidad, que representa el 43,8% (1.721).

  • Varón con discapacidad,  con una edad comprendida entre 16-64 años.

El 62% de las personas con discapacidad reconocida  de ambos sexos se encuentra entre los 16-64 años. El 66,1% de los varones con discapacidad tienen entre los  16-64 años, frente al 56,7% de las mujeres.

  • El perfil  de la discapacidad no es homogéneo en todos los grupos de edad.

Ese peso de la mujer, varía en los distintos grupos de edad. Entre 5-79 años los varones representan más del 50% de las personas con discapacidad pero a partir de 80 años las mujeres suponen más del 66.2%, y más del 71% a partir de los 90 años. (datos estimados).

  • La discapacidad castiga más a los varones que a las mujeres en la comarca, siendo estos mayoritarios en los tres grandes rangos.

El 59% de los varones con discapacidad se encuadra en el rango comprendido entre 33-64. En este rango se encuentra el 56,8% de la población con discapacidad de ambos sexo. El 52,9% de las mujeres con discapacidad se encuentra en este rango.

  • La discapacidad aumenta con la edad ( datos estimados).

En los grupos 0-29 años la discapacidad representa en torno al 2%. A partir de los 65 años supera el 26,6%, y a partir de los 80 años representa el 63,6%.

  • La discapacidad tiene un perfil  de persona envejecida.

El 72% de las personas con discapacidad tienen más de 64 años, destacando la gravedad de la discapacidad entre las personas de más edad.

  • Población infantil con  escaso  peso demográfico ,pero con una  discapacidad alta y grave.

Aunque la población infantil tiene un peso escaso entre la población en situación de discapacidad, la población entre 0-9 años  representa sólo el 2,2%, pero la gravedad de sus discapacidades es alta.

  • El tipo de discapacidad más frecuente es la física.

La discapacidad Física, es la tipología con mayor incidencia en ambos sexos, afecta al 34,5% de la población con discapacidad. Afecta en la misma proporción tanto a los varones como a las mujeres 34,1% y 34,9% respectivamente.

  • Hay una estrecha relación entre discapacidad física, movilidad y edad.

Hay también una relación entre discapacidad física de movilidad y la edad. La discapacidad física afecta fundamentalmente a la movilidad de las personas, que suele estar también relacionada con la vejez.

  • Origen de la discapacidad diferente según la edad.

El origen de las discapacidades es también diferente según edad. Suele ser mental en la población infantil, osteo-muscular y sensorial en la población de más edad. En los niños, las deficiencias congénitas, de nacimiento o desarrollo son importantes; entre los mayores destacan los problemas degenerativos. Los problemas mentales son los más frecuentes en la población residente en establecimientos colectivos.