ABASTECIMIENTO PÚBLICO URBANO

En el cuadro siguiente, recogemos el Abastecimiento Público Urbano[6] en el año 2007 (2008) nuevamente tomando como referencia  el volumen de agua facturada, pero manejando los datos que nos facilitaron los distintos ayuntamientos. Hacer constar, que los datos referidos a España y Andalucía corresponden a la encuesta del agua del 2004, publicada por el INE en agosto del 2006, mientras que los datos de los municipios de la Mancomunidad, corresponden a años distintos: 2007 ó  2008, ya que no todos los ayuntamientos tenían al día el volumen de agua facturada, y otros no facilitaron estos datos intencionadamente, o quizás por carecer de los mismos, lo que es más preocupante. En la  tabla siguiente l/c/d se refiere a litros de agua consumida al día por contador.

Fuente. Ayuntamientos de la Mancomunidad.2008
.

Fuente. Ayuntamientos de la Mancomunidad.2008.

Según estos datos el consumo doméstico se encuentra por debajo de la media española ( 171 l/h/d), y andaluza (189 l/h/d), pero con un consumo por encima de comunidades autonómicas , como La Rioja (141 l/h/d),  Ceuta y Melilla o Illes Balears con 142 l/h/d. Un hecho a destacar son las grandes disparidades municipales existentes en el consumo doméstico. Esto es debido bien al peso de la industria agroalimentaria en el consumo total, o la recogida y tratamiento de los datos. No existen apenas discrepancias entre los datos de volumen de agua  facturada entre 2000 y 2008. Podemos afirmar, según estos datos, que el consumo doméstico en nuestra zona de actuación, se encuentra dentro de los parámetros considerados normales dentro del contexto nacional, salvo el caso de Casariche y Lora de Estepa con un consumo doméstico muy por encima de la media comarcal.

No existía en 2008, ni existe en 2017  en los ayuntamientos de la comarca un programa de reducción de consumo de agua para uso doméstico, ni a nivel local, ni comarcal, ya que en muchos casos se carece de información sobre el consumo, o mejor dicha esta información no ha sido tratada diacronicamete, lo que demuestra la escasa preocupación  que hasta ahora ha existido por parte de la sociedad sobre estos temas. La gestión del agua ha sido considerada como algo muy secundario, salvo en momentos de emergencia, “ es la delegación municipal destinada a los concejales  más torpes”, nos decía un técnico municipal.

VOLUMEN AGUA CAPTADA Y AGUA FACTURADA

Para poder realizar un análisis y posteriormente elaborar un diagnóstico sobre los recursos hídricos y su gestión es necesario relacionar el volumen de agua captada y la realmente facturada en cada localidad. Un dato que no todos los ayuntamientos facilitaron en su momento por distintos motivos, bien porque carencian del mismo, o bien porque lo consideraban materia reservada.

Si los distintos ayuntamientos, no tienen un programa de gestión interno, y solo  contabilizan de manera oficial los metros cúbicos facturados, y no  contabilizan la cantidad de agua captada, desconocen las perdidas, fugas o tomas fraudulentas.  El siguiente cuadro nos puede ayudar a resolver algunas dudas.[7]

Se ha establecido de forma general, que las pérdidas en la conducción en baja se sitúan en torno al 40%, una cifra que hoy se considera muy elevada, y que algunos consideran como una forma de encubrir la ineficacia en la gestión, o dar carpetazo al asunto.

El primer datos a señalar es que el agua captada no coincide con el agua facturada.” Perdidas”, que suelen superar el mítico 40%, y en algún municipio alcanza el 70%.  Esta diferencia se puede deber a diversos motivos, perdidas por fugas, instalaciones obsoletas, o bien por pinchazos fraudulentos. No entremos en más detalles.

El agua no facturada, supone para las arcas municipales una cantidad importante,  son los ingresos no percibidos recogidos en la tabla..Si se facturara el total del agua captada , algo muy utópico,dichos ingresos no facturados  se pueden reinvertir en mejorar las instalaciones, una mejor gestión, no incrementar el precio del agua de forma abusiva, un  mejor aprovechamiento de los recursos hídricos,garantizar el suministro a familias en riesgo de exclusión social, mejorar la calidad del agua suministrada, un mayor compromiso medioambiental…

Recordemos solo uno datos a fecha de octubre de 2017 , las mayoría de los ayuntamientos no ha cumplido los objetivos de sustituir la totalidad  las cañerías de fibrocemento[8], ni la depuración de las aguas residuales[9], cuyo compromiso fue fijado de obligatorio cumplimiento el 31 de diciembre de 2005[10].

¿SE HAN TOMADO MEDIDAS TRAS LAS RECIENTES SEQUIAS?

¿ Se han tomado medidas tras  las recientes  sequías y problemas de abastecimiento que han soportado los habitantes de municipios de la comarca, y en concreto en los periodos comprendidos entre  1991-1993 y 2007-2008?. ¿ La administración local ha aprendido algo, tras la experiencia de las sequia cíclica que afectan a la comarca?. LA RESPUESTA  ES UN NO ROTUNDO. La aparición nuevamente de problemas de abastecimiento en 2017, nos invitan a plantear, que la única estrategia hídrica existente es la inexistencia de la misma. Solo hay por parte de  distintas administraciones una respuesta coyuntural y de parcheo en los momentos de emergencia, y últimamente con intervención del político de turno en los medios de comunicación, para tranquilar a la población de que se está trabajando sobre el tema, y que no se está ocioso.

Y unas ultimas preguntas, que nos hacemos en esta entrega: ¿conocen realmente los dirigentes políticos, responsables de la gestión de estos recursos estos datos, o quizás le interese ocultarlos? . ¿ A quién le  importa el agua que malgastamos o robamos?.

Mientras la gestión de este recurso sea tratada con criterios electorales, o políticos, y no exista un compromiso medioambiental serio, esta comarca tendrá problemas cíclicos de abastecimiento cada vez más graves.

Octubre, 2017.

Ramón Ortiz Benjumea, geógrafo, y comarcano.

Master en Desarrollo Local.


[1]  Consultar la siguiente entrada: https://www.ortizbenjumea.com/agua-va-la-gestion-del-agua-en-la-comarca-de-estepa-i-parte

[2] “Informe sobre la gestión de los recursos hídricos en la Mancomunidad de la Comarca de Estepa. Presente y Perspectivas de futuro”. Mancomunidad de Estepa 2008. Informe no concluido, cuyas primeras conclusiones estaban previsto presentar el 20 de octubre de 2008, y por motivos que desconozco no se llevó a cabo, pero cuyo contenido fue dado a conocer a los técnicos municipales responsables de la gestión del agua.

[3] La falta de fuentes fiables, las discrepancias de las mismas y el no disponer de una misma fuente seriada histórica es uno de los problemas con que nos encontramos al intentar acercarnos al analizar la gestión del agua potable. También es una muestra de que es un tema que no ha sido considerado prioritario por las distintas administraciones.

[4] ( Martos-Rosillo y Martín-Machuca 200)”.

[5]  El abastecimiento público urbano, expresado en litros por habitante y día, incluyen tanto el consumo doméstico, el industrial, el de comercio, y otros usos.

[6] Como consumo Público Urbano, entendemos el realizado en un municipio englobado tanto el consumo doméstico, como el industrial y otros usos. El  Consumo Doméstico se refiere exclusivamente al realizado por las familias de la localidad. Hemos utilizado, también, el número de contadores como dato de consumo doméstico corregido, en lugar de los habitantes, ya que hay municipios, donde la segunda residencia tiene un importante peso, existiendo un mayor número de contadores que residentes empadronados.

[7] Este cuadro fue dado a conocer a los técnicos municipales, ninguno puso reparos al mismo, es más algún técnico señalaban los pinchazos fraudulentos de algún empresario de la localidad, con elevados consumos de agua.

[8] Respecto a la sustitución de las tuberías de fibrocemento, y basándonos en la Directiva 1999/77/CE de 26 de Julio, se prohibió a partir del año 2005 en toda la Unión Europea, la comercialización y utilización de todas las fibras de amianto y de los productos conteniendo estas fibras añadidas intencionadamente permitiendo adelantar voluntariamente dicha fecha de aplicación

[9] La Directiva 91/271/CEE dispone que el agua residual generada por cualquier población, independientemente de su tamaño, debe ser tratada adecuadamente antes de su vertido.

[10] Son varios los ayuntamientos que no depuran sus aguas, unos por carecer de instalaciones, otros por uso inadecuado, y otros que abandonaron las instalaciones a  su suerte, siendo robado el equipamiento, y ahora es necesario equiparlas de nuevo. Suministrar agua gratis, no era compatible con el compromiso medioambiental de depurar las aguas.