HABLEMOS DE COMERCIO DE PROXIMIDAD Y DESARROLLO LOCAL (¿?)

HABLEMOS DE COMERCIO DE PROXIMIDAD Y DESARROLLO LOCAL (¿?)

En estos días, el  Ilmo. Ayuntamiento de  Herrera ( Sevilla), como   otros tantos ayuntamientos, ha presentado una  campaña de apoyo al comercio local promovida en este caso por la Delegación de Hacienda, Economía y Salud  presidida por D. Alejandro S. Pérez. Entre las acciones que se han llevado a cabo se ha realizado un encuentro telemático con los miembros del sector, una campaña de carteleria, además de una rueda de prensa dada por este primer teniente de alcalde, donde presentaba otras medidas. La noticia ha saltado a los medios de comunicación comarcales, y provinciales.

Como técnico de desarrollo local “frustrado”  con más de 37 años de experiencia acumulada tanto en consultorías privadas como en varias instituciones ligadas al “supuesto  y teórico desarrollo territorial”, por haber realizado en su momento en 1997 el hasta entonces el primer estudio de comercio rural en Andalucía[1]; por pertenecer a la cuarta generación de comerciantes tanto por vía  materna, como paterna; por estar comprometido con el mundo rural; por el hecho de que todo lo relacionado con Herrera  o mi comarca y el comercio de proximidad me duele y me apasiona, me veo en la obligación de hacer una serie de reflexiones  modestas y  muy personales.

Cuando se realiza una campaña de publicidad hay que analizar previamente el mensaje o el contenido; el promotor; el medio; los beneficiarios de la campaña; y la población destinataria. Solo cuando tengamos claro estos conceptos, podemos elaborar un mensaje con cierta credibilidad, y se puede iniciar la campaña con cierta garantía de éxito.

El mensaje es promover entre los herrereños la compra en el comercio local, como una medida de potenciar la economía local, evitar la desaparición del comercio rural, o el también llamado de cercanía o proximidad, en definitiva mantener o crear empleo.

El texto del mensaje es en teoría perfecto y claro, pero analicemos los otros aspectos ( el continente) en el que se encuentra envuelto el mensaje/contenido. Según sea el continente/ el entorno  este puede generar confianza o credibilidad,  o no.

Promotor: Ayuntamiento de Herrera, personalizado en el primer  teniente de alcalde.

Hagamos una serie de preguntas:

¿Con que frecuencia los miembros del gobierno local hacen compras en el comercio local, excluyendo alimentación y las semanas de pandemia?

¿ Dónde hacen habitualmente  las compras  de equipamiento personal y equipamiento del hogar?.

¿Cuántos meses llevan sin visitar un comercio de Herrera ?

Pero hagamos también la pregunta a los comerciantes locales, la llamada prueba del nueve . ¿ Cuánto tiempo llevar sin atender a un miembro de la corporación local actual ? , que es la que promueve esta campaña .

La credibilidad del mensaje está condicionada por la respuesta sincera dada. Si fuera cierto que no realizan habitualmente compras en el comercio local, si las compras las hacen fuera de la localidad, y llevan meses sin visitar un comercio local, y los comerciantes confirman lo anterior, el mensaje que intentan trasladar no  es creíble ni por los potenciales beneficiarios, los comerciantes, ni por la población destinaria, los consumidores locales. En este caso los miembros de la corporación no predican con el ejemplo, ni tienen credibilidad, no han hecho previamente, antes de lanzar la  campaña, utilizando terminología cristiano-judaica,  “examen de conciencia”.

Si a esto añadimos que algunos actuales miembros de la actual corporación local, antes de entrar en el escenario político, se expresaban sinceramente sin la presión mediática actual de ser cargo público, comentado que tenían que salir fuera de Herrera, ya que las  tiendas tenían productos  ·muy catetos de mediocre calidad”, los restaurantes ofertaban unas “cartas aceitosas y pringosas”, con un mal servicio, y se quejaban además de no tener un mercadona a mano , está dicho todo.

Si sucede como en La Luisinana donde  un antiguo amigo tendero se quejaba de que la pija de la farmacéutica”, se desplazaba al Mercadona de Écija para comprar hasta el pan y las botellas de agua.Apaga y vamonos. Quizas tuviera razón el tendero de Badolatosa “Pelitosrizaos” cuando    se quejaba del simpatico de  su vecino farmaceutico comentando ” Estos no son ni farmaceuticos, ni na, son ademas pesimos comerciantes, no estan nunca a pie del tajo, son  rentistas y absentistas…. Si  las farmacias estuvieran liberadas , a mas de uno lo veriamos cavandopies en los olivos… “ .

Utilizando conceptos evangélicos, este tipo de comportamiento  de la clase dirigente local,  contradiccion entre los actos y lo que predican, recibe un calificativo concreto. Pero como todos sabemos y nos han inculcado, “este pecado original” se supera “bautizándose”, y haciendo  de vez en cuando “un vía crucis” por los bares, restaurantes y comercios de la localidad.

 ¿Pero esta desconexión entre comerciante y equipo gestor del ayuntamiento ha sido siempre así? .Parece ser que esta escasa valoración de  lo local no ha sido siempre así, me  recordaban algunos comerciantes y dueños de restaurantes. “El  anterior regidor se dejaba caer por los restaurantes y comercios locales, y alegraba la caja en esos días tristones, en los que la registradora apenas había hablado”.

Cambiemos de tercio, y analicemos el tema planteado en cuestión.

Medio utilizado: cartelería.

  

El cartel y las imágenes utilizadas para reforzar el mensaje tiene un claro mensaje sublineal que entra en contradicción con el objetivo final: reforzar las compras en el comercio local. En vez de utilizar cualquier calle de la localidad, utilizan como fondo difuso una gran superficie comercial, y un prototipo de consumidores con rasgos poco mediterráneos. Las imágenes no refuerzan la identidad con lo local, crean un espacio imaginario ideal  muy cinematográfico que nada tiene que ver con el comercio rural y de barrio.

No hay una identificación entre comerciante-vecino de la esquina  que te presta servicios  y el vecino-cliente. Falta por tanto, un guion elaborado en la secuencia del mensaje que se quiere transmitir. Se transmite todo lo contario, frente a la cercanía y complicidad entre comerciante y cliente, “amigos o conocidos cercanos” se representa un comercio sin personalidad, frio, sin rostro, abstracto, un tipo de comercio que puedes encontrar en cualquier gran ciudad europea. No se potencia en los carteles los elementos positivos del comercio de proximidad.

Un cartel que intente potenciar el comercio de proximidad, el comercio local, debería reformar la cercanía, la complicidad entre consumidor y comerciante, la amabilidad, la familiaridad, la tranquilidad a la hora de hacer las compras, todos los conceptos propios del mundo rural, de una pequeña localidad. También hay que recordar la solidaridad del pequeño comerciante con sus vecinos y clientes, que en épocas duras “te fiaba “el arroz, las lentejas, los pantalones de los niños, “los gorilas”,…

Lógicamente ni los comerciantes locales,  ni los consumidores se sienten identificados con el medio utilizado. El contexto de los carteles invita a salir huyendo de la localidad para realizar las compras en un mundo supuestamente feliz, comprar en el paraíso de la gran ciudad, y no invita por tanto a realizar nuestras compras  en el entorno rural.

Paquete informático, portal de empresas.

Durante la “rueda de prensa” de nuestro primer teniente de alcalde se hace mención a un programa informático,  un portal para promover el conocimiento de la oferta local. El objetivo es potenciar la economía local y el empleo. Parece ser que entre los objetivos se incluye también tener un análisis y diagnóstico del sector, para desarrollar un programa de actuación. Vayamos por partes.

Se intenta promover el comercio y las empresas de servicios locales y se contrata para realizar un mediocre programa a una empresa de otra localidad, otra gran contradicción. Nuevamente el subconsciente mata al promotor, “ por la boca muere el pez”. En la localidad creo y aseguro que hay profesionales con capacitación suficiente para desarrollar un programa que supere el presentado, es también una forma de dar una oportunidad a los jóvenes universitaarios herrereños, que se encuentran en paro, o necesitan un empuje para consolidar su proyecto empresarial. Pero parece ser que los que nos venden que debemos conocer los recursos existentes en la localidad, son los que desconocen verdaderamente o no valoran  suficientemente las empresas locales existentes.

Paquete informático: conocer la realidad del sector.

Si con los datos que se pretender recoger  mediante este paquete  informático se quiere conocer la realidad del sector, y llevar  a cabo un programa de actuación, tengo modestamente que decir que ni los que han encargado el trabajo, ni la empresa que ha desarrollado la idea, conocen el sector, ni ha realizado un análisis y diagnóstico sectorial, y por supuesto nunca  han aplicado la filosofía de desarrollo local.

Hay que partir del hecho de que  muchas corporaciones locales de la comarcan no han tenido nunca claro el concepto de desarrollo local, el caso de la corporación local actual  herrereña no es una excepción, confunden desarrollo local  con convertir al ayuntamiento en la mayor empresa de la localidad. Entienden algunos  que hacer desarrollo local es simplemente montar una gestoría o una oficina bancaria donde se expiden ayudas, cuando esta filosofía tiene consecuencias perversas para la dinamización de la economía local, a los hechos y a mi experiencia me remito.

También se carece actualmente de especialistas en desarrollo local, no todos los que han trabajado en un Grupo de Desarrollo son técnicos de desarrollo local. Pongo un ejemplo en un estudio de arquitectura hay limpiadoras, arquitectos, recepcionistas, delineantes, comerciales y a nadie se le ocurre considerar como arquitecto al que lleva la gestión económica del estudio de arquitectura. Por ese mismo razonamiento no es técnico de desarrollo el economista que lleva la contabilidad y “ hace el seguimiento y justificación de las subvenciones”, y precisamente en algunos Grupos de Desarrollo local en este aspecto la han liado bien gorda. Pero en otro artículo desarrollaremos detenidamente este tema.

Recordemos que la ADR Estepa Sierra Sur, entidad que ha gestionado el Leader,es el único Grupo de Desarrollo  en toda Andalucía a la que se le ha retirado las competencias y  los fondos del programa Leader por mala praxis en la justificación de los fondos, perdiendo el territorio 4.500.000 € de ayudas. Para más información sobre el funcionamiento de la ADR Estepa-Sierra Sur os dejo el siguiente enlace:ORTO Y OCASO DE ADR ESTEPA-SIERRA SUR

Señor Primer teniente de alcalde ,si quiere conocer una experiencia exitosa de desarrollo territorial acérquese a la Colección Museográfica de Gilena, hable con su director David García Ruiz, y engánchese al proyecto comarcal que pretende poner en marcha, con la colaboración de unos cuantos locos .Gilena no esta tan lejos, le aseguro que no perderá el tiempo. Tenga por seguro o hay estrategia de desarrollo comarcal que implique a todos los municipios , o no  la habrá .

La falta total de conocimiento  de las características y problemática del comercio local, impide desarrollar una estrategia y programa de actuación adecuada.

Como comentaba Gonzalo Acosta Bono recientemente “el conocimiento previo del territorio debe de ser la referencia para las políticas públicas”, y como apuntan los especialistas de desarrollo local, como Vázquez Barquero, Pedro Ruiz Avilés, González Regidor, E. Carrillo Benito, entre muchos otros “ es imprescindible el análisis y el diagnóstico previo para acometer cualquier estrategia participativa de desarrollo local”.

Los datos manejados no indican, que existe un total desconocimiento de la realidad del comercio local, que se ha actuado siguiendo la reacción  de “ acordarse de  santabárbara cuando truena” .Acordarse ahora del comercio, como el familiar que se acuerda del enfermo cuando está ya en fase terminal, puede ser patético. Pero nunca es tarde si la dicha es buena,…

Como he comentado en 1997, se realizó el primer estudio realizado en Andalucía sobre el comercio rural. Se celebraron varias jornadas sobre comercio en Estepa, donde fui organizador, responsable y ponente. Se presentó el trabajo en los medios de comunicación sevillanos, y de forma semiclandestina las conclusiones del  documento la presente en un seminario de la Facultad de Económicas de la Universidad de Sevilla. Hablo de semiclandestina, ya que los políticos me han enseñado las consecuencias nefastas que trae sobresalir un poquito.  Nunca se publicó dicho estudio a pesar de que una Delegación de la Junta lo financiaba y estaba interesada en ello.

Como negativo de dicho trabajo señalar que nunca se celebraron mesas de trabajo con los comerciantes para elaborar las medidas  desarrollar, de ahí mi “frustración  secular  como técnico de desarrollo local”. Pero el trabajo de investigación  fue un documento muy rentabilizado por la clase política: se hizo referencia del mismo en los medios de comunicación regionales, el tener este documento base permitió acceder a otros fondos y ayudas (movilidad, centro comerciales abiertos, señalización turística,..etc.) , se  mejoraron las relaciones siempre tensas entre comerciantes y equipo de gobierno local, se ganaron elecciones municipales, que era lo verdaderamente importante. Fue un documento  de los llamados “ coito interruptus”, y al no estar publicado como sucedió con otros estudios, los fontaneros de la ADR hicieron “el milagro de la multiplicación de los panes y los peces”.

Hoy podéis acceder a  una parte de este documento, que he conseguido rescatar con algunos defectos. Hay que ser consciente que es un estudio de 1997,  todo en aquellos años supuso un laborioso trabajo de encuestas, entrevistas personales y tratamiento de datos, hoy puede hacerse con un buen programa informático y una actualización de los apartados y cuestionarios. Parte del estudio está desfasado, pero sigo defendiendo que la única forma de abordar a un sector hoy moribundo es conocerlo, y seguir una metodología de dinamización proactiva dándole la palabra a los empresarios del sector, los verdaderos especialistas. Lo demás son fuegos artificiales de una noche de verano.

 

El comerciante es fiel al territorio y como autónomo liga su vida personal a su proyecto empresarial,  difícilmente salta del barco, después de tantos años, le cuesta trabajo dejar su profesión, y cuando tiene cierta edad no tiene más alternativa que morir con las botas puestas, hasta la jubilación. Pero ahora el comerciante herrereño sabe con certeza que una vez que baje la persiana, difícilmente habrá alguien que la vuelva a levantar, y el mejor que nadie sabe que Herrera desde el punto de vista económico está en situación agónica. “ Herrera se muere a chorros” me decían el otro día unos empresarios de la hostelería, un sector con problemas que ponen en riesgo su continuidad . (Trataremos en un próximo artículo una aproximación a la situación económica de la localidad.)

Quiero rescatar para descargar el pesimismo que haya transmitido, tres experiencias de comerciantes no todas de esta  localidad, que pueden servir de reflexión, y nos ayuda en cierta medida a entender un poco la situación de frustración de los empresarios del sector. Son casos verídicos como diría Paco Gandía.

Un comerciante de alimentación me contaba hace años que los servicios de gestión financiera se lo llevaba una empresa familiar de la localidad, se quejaba del escaso retorno económico, de lo caro del servicio, y que nunca le habían emitido en todos esos años una  factura oficial, algo que parece ser muy común en algunas empresas del sector. “Días antes del cobro de los servicios de gestoría, se acercaba a mi tienda el dueño de la gestoría y me compraba un ridículo  cartón de leche, era el aviso de que dentro de unos días pasaría a cobrar  la facturas”.

Al final el comerciante contrato el servicio con otra empresa de otra localidad próxima, curiosamente le resultaba más económico incluso emitiendo factura oficial, y uno de los socios de esa gestoría se había convertido en cliente habitual de su tienda de alimentación, había por tanto retorno económico. En esta nueva relación económica se producía retorno, intercambio de servicios entre la gestoría y comerciante, y había solidaridad fiscal, el gestor prestaba un servicio competitivo, y emitía factura oficial.

En mis paseos mañaneros en la playa, suelo coincidir con dos personajes mayores que yo, personajes de un guion de película de Berlanga. Uno fue hasta que se jubiló un comerciante de éxito, otro un hortelano reconvertido en lo que oficialmente  se denomina empresario turístico, “hamaquero” por mas señas, perteneciente a la cofradía del dios Baco. Cuando el hamaquero estaba en su punto las bordaba. Me daba lecciones de economía y comercio con una claridad, que para sí quisieran un catedrático de economía.

La situación era que Antonio, el comerciante de éxito, le había comprado dos móviles a un joven y locuaz comercial conocido, cuyo padre había sido cliente habitual de sus tiendas, “esos clientes de pueblo, de toda la vida, que te van retirando artículos porque pasaban penurias, y te pagaban una vez terminada la campaña turística, cuando reunian unos cuartos”. Los móviles lo  había comprado por compromiso y por solidaridad con el chico, pero en aquellos años no todas las marcas  tenían cubertura y los móviles comprados tenían cobertura mínima, “·tenías que salir a las afueras  del pueblo” . Antonio con apuro y un poco de vergüenza ajena se quejó al que le vendió los móviles de que aquello no “pitaba”. El habilidoso chico siempre encontraba una excusa, al final nunca se resolvió la situación.Antonio dio el tema por zanjado, con un mal recuerdo. “El hamaquero” medio en broma,  con la resaca mañanera,  con la retranca habitual le chichaba comentandole “este crio promete, este llega lejos en la política”. Efectivamente hoy es parlamentario andaluz. Cuando nos encontramos y suena un móvil o ve a alguien usándolo el hamaquero de la cofradía mañanera del “ sol y sombra” salta siempre , “no te lo decía yo Antonio ,  este chico prometía”.

La última experiencia me la conto un comerciante de Arahal y  está protagonizada por un comerciante mayor ya jubilado, que había dejado los trastos en parte a sus hijos. Un nieto de un pariente, compadre y amigo de juergas sabatinas de este comerciante había abierto una gestoría, el padre aconsejo a sus hijos que la gestión fiscal la llevara este chico, con el siempre criterio de los comerciantes viejos que hacia las cuentas de retorno, “ el cuento de la lechera”.  “Es nieto de un familiar, y amigo, es un chaval joven al que hay que apoyar, lo tendrá siempre en cuenta, somos sus primeros clientes, de esta forma los parientes  compraran más en nuestras tiendas, es novio de una familia de posibles, nos ayudara a vender algo más,…” Las cosas propias de los comerciantes viejos.

Los primeros meses lógicamente había que estar pendiente del novato, los datos no cuadraban, fallaba más que la escopeta de “pelantro”… Al final la relación por motivos que no recuerdo se terminó. El padre y los hijos hicieron balance de estos quince años, y de las operaciones de retorno. Una de las hijas decía “en estos quince años solo me ha comprado unas bragitas para regalar a su mujer en San Valentin”, y la hija que regentaba la droguería, “ a mi una brocha especial,decia que no encontraba por ningún sitio, y tuve que buscarla por tierra, mar y aire”. Esa es la vida de un comerciante.

Para terminar en este enlace os dejo Apuntes de un estudio de comercio en el medio rural: Estepa”(1997). No se incluye el estudio de Hábitos de Consumo. Hoy día con la tecnología actual es menos complicado realizar estos estudios, conocer el sector nos permite elaborar un programa participativo y consensuado de actuaciones. El que tenga responsabilidad que no dude en hacerlo. Perdone los fallos en los gráficos del estudio.Pinchar aqui.ESTUDIOCOMERCIOMEDIORURAL

Recordar una vez mas, que para hacer desarrollo local, hay que quitarse la chaqueta de banquero, estos solo tratan bien a los pudientes; dejar la promoción personal para actos lúdicos-religiosos o para épocas de campaña electoral; colgar la chaqueta de político, los políticos suelen tener metas cortas, ganar las elecciones, mientras el desarrollo local es una carrera de fondo; ampliar la mirada ya que muchos  economistas por defecto de formacion carecen de vision territorial; y reconocer que los agentes de desarrollo local no aparecen nunca en los créditos de las películas.

Como decía Mario Benedetti en su poema, Hagamos un trato, usted señora (Herrera) sabe que siempre podrá contar conmigo.

Si quieres seguirnos este es  el enlace, hablamos de comarca, subscribite :https://ortizbenjumea.com

Herrera, 30 de mayo de 2020

Ramón Ortiz Benjumea.

Géografo, tecnico en desarrollo, master en desarrollo local y comarcano,

 

 

[1]  Apuntes de un estudio de comercio en el medio rural: Estepa”(1997). Ilmo. Ayuntamiento de Estepa. Ramón Ortiz Benjumea, con las colaboraciones inestimable  y valiosa de D. Joaquín Manzano Barrionuevo, y D. Diego Berbel Blanco, entre otros.

1 Comment

  1. Rafael dice:

    Si Señor mas claro agua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =