EL TURISMO DE SENDERISMO.

El turismo de senderismo, y de naturaleza se ha considerado como una baza importante en el desarrollo local, con un efecto múltiple a nuestro entender. Por un lado, permite diversificar la economía local, dinamización de la población, dando a conocer a la población local los recursos paisajísticos  y medioambientales existentes en el territorio. Solo se protege y se conserva lo que se conoce y valora, por tanto la práctica del  senderismo tanto por los potenciales turistas como por la población local  se convierte en un aliado contra el cambio climático.

El interés por el turismo de senderismo es actualmente grande, la población consumidora se ha ampliado en estas últimas décadas, siendo practicado  desde la población joven, hasta jubilados junior y senior. Por tanto, esta forma de turismo puede inscribirse plenamente en una estrategia de desarrollo sostenible.

El senderismo ha evolucionado pasando de un ocio  espontaneo e informal a convertirse en un producto de calidad con repercusiones en la economía local. Es una actividad que tras una etapa inicial de divulgación y dada a conocer hay que regular y controlar para proteger estos parajes, como está sucediendo  actualmente en el Torcal de Antequera (Málaga) y, en el  “Caminito del Rey“, ubicado en el Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes ( Ardáles, Málaga). La acumulación de turistas y visitantes puede saturar estos parajes, convirtiendo el uso de estos senderos en algo desagradable, perdiendo todo su encanto.

CREAR UN PRODUCTO TURÍSTICO, NO ES SENCILLO.

Disponer de un rico patrimonio natural no es suficiente, es necesario convertir el patrimonio natural es un producto, dejando claro que  el “ producto” en termino comerciales, no es el propio patrimonio, sino las experiencias y servicios que se crean y generan en torno a él.

Una localidad, como es el caso de Herrera (Sev.) puede tener importantes recursos turísticos como pueden ser las Termas Romanas. Pero sin están cerradas, concertar una visita es una aventura y complicado, carecen de guías  y  técnicos que faciliten la visita, y no se desarrollan actividades relacionadas con este yacimiento, no tenemos producto turístico. Simplemente contamos con un yacimiento sin más. La comarca esta llena de recursos patrimoniales que no están puestos en valor, a pesar de esta riqueza es un territorio altamente deficitario en productos turísticos.

La vitalidad y la amplitud de la demanda, la simplicidad aparente de la actividad, la discreción de los acondicionamientos necesarios no deben crear falsas expectativas: el desarrollo del turismo de senderismo exige una fuerte implicación de todos los agentes locales, privados y públicos. Sin implicación de las instituciones y la población local no es posible crear un producto turístico de calidad.

El senderista consume un territorio una comarca a través de sus paisajes y su identidad, de unos itinerarios adaptados y señalados. Es necesario contar con unos servicios de acogida, de recepción, durante y después de la actividad.

Los itinerarios diseñados permiten al senderista adentrarse y conocer los municipios próximos por donde discurre la ruta, por lo que indirectamente estamos completando el producto turístico, y promocionando el patrimonio cultural de estas localidades (gastronomía, monumentos, festejos, fiestas,..).

.No todo consiste en señalar una ruta, y colgarla en un portal, corresponde a los agentes locales, conjuntamente, reflexionar con objeto de:

  • Atraer a una clientela en un mercado tan fragmentado.
  • Concebir un producto completo y coherente.
  • Ordenar con modestia y rigor, señalizar e informar.
  • Poner en funcionamiento servicios adaptados.

Se debe, por último, vender y la venta de productos organizados se efectúa en circuitos, actualmente en plena evolución. Pero el aspecto más delicado reside en la puesta en el mercado de este producto turístico informal, el “turismo de senderismo” que el propio cliente desea construir, a la carta. El ejercicio exige pragmatismo e imaginación, en un contexto donde los márgenes siguen siendo en general relativamente moderados para cada uno de los agentes económicos.

CREAR EMPLEO DIRECTO RELACIONADO CON EL SENDERISMO

En la comarca existen dos módulos formativos vinculados al deporte y a las actividades en la naturaleza. Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportiva en el IES Herrera (Sevilla) y, Grado Medio Guía en el Medio Natural y de Tiempo Libre en IES Flavio Irnitano de El Saucejo (Sev.).

La existencia de estos módulos formativos no ha tenido repercusión en el territorio en la consolidación de rutas de senderismo, y en actividades de tiempo libre en la naturaleza, ni ha generado empleo. Para que se consoliden empresas o cooperativas relacionadas con esta actividad necesitan un periodo de incubación, y que exista un compromiso por las entidades locales, entidades educativas  y empresas de territorio de contar un mínimo de contratos  con esta empresa durante al menos cinco años, hasta que se consoliden como iniciativa local.

Todas las iniciativas empresariales relacionadas con el tiempo libre y el senderismo han fracasado en la comarca, no han superado la etapa inicial, y en esa fase de consolidación e incubación es importante el tutelaje, y el apoyo de las instituciones demando servicios para la comunidad educativa, y la población en general, convirtiéndose en una labor de sensibilización y valoración por parte de los ciudadanos.

Herrera, 2 de mayo de 2023

Ramón Ortiz Benjumea