2. EL PACTO VERDE EUROPEO (EUROPEAN GREEN DEAL).

Este pacto firmado por los veintisiete Estados Miembros, y parcialmente por el Reino Unido, es la Directiva de la UE para intervenir en su lucha contra el Cambio Climático y empresas  para garantizar que la UE es “neutra climáticamente en sus emisiones de CO2 , objetivo mundial para el año 2050”, y cuando el planeta se aproxima a los 10.000 millones de habitantes, frente a los actuales 7.000 millones del planeta.

Este propósito de la Comisión Europea se halla que la UE-27 el continuar siendo líder en “ energía limpia”, reduciendo sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y ampliar los objetivos medioambientales marcados por los Acuerdos de Paris (2015) y las Conferencias de Glasgow  2021( Reino Unido), y Summit 2022 ( China), ya firmados por casi todos los países del mundo:190 Estados de la ONU.

La Comisión establece como  gran meta-objetivo recortar un 55% las emisiones de GEI respecto a las contabilizada en 1990 (Objetivo 55) para 2050 y del 43% para el año 2030. Este recorte se deberá hacer en todos los sectores económicos: desde la ganadería, agricultura intensiva a los transportes, las energías no renovables, la industria y la construcción. Sin embargo este compromiso se ha reforzado con el acuerdo del  Consejo y Parlamento Europeo de elevar del 40% al 55% de reducción de GEIs ya en 2030 y alcanzar definitivamente la neutralidad de emisiones (positivas-negativas) en el horizonte del año 2050 (4).

Según la Comisión Europea más de la mitad del PIB de Europa depende de una mejora neta sostenida de sus emisiones de GEI, menor uso de las materias primas y la sostenibilidad, y para ello en ellos se han ejecutar acciones recogidas en este “decálogo”:

  1. Impulsar la innovación industrial, el uso de materias reciclabas, recuperables y, el ahorro del agua en este sector.
  2. Apoyar el transporte público no contaminante y libre de GEI.
  3. Descarbonizar  (reducir emisiones de CO2 , y metano) en los usos energéticos.
  4. Rehabilitar y construir edificios con materiales que disminuyan el consumo energético.
  5. Fomentar una movilidad sostenible y ahorradora de GEI ( Gases de Efecto Invernadero).
  6. Conseguir un sector primario energéticamente sostenible en especial en granjas y acuicultura.
  7. Eliminación , o remplazao de pesticidas y biocidas(5) ,más nocivos.
  8. Creación de “ciudades verdes” y de espacios libres de contaminación en ella.
  9. Proteger la biodiversidad y los ecosistemas urbanos naturales.
  10. Desarrollar la colaboración entre agentes y actores interesados en participar en un sistema de gobernanza territorial, social y, económica eficaz,efectivo y vinculante.

Como muestra de su implicación el Parlamento Europeo ha aprobado una “Ley del Clima” implicando a la población y, a sus dirigentes en la sostenibilidad de los ” ciclos de la vida”, el uso racional del agua, el control de la contaminación y la degradación de los usos primarios y secundarios del suelos y aguas, la protección de la biodiversidad de los ecosistemas, las aves y la fauna silvestre y los animales salvajes. Facilitando con estas medidas el paso hacia una “Economía Circular”, en el uso de productos, subproductos y efluentes.

Por su parte el Gobierno y las Cortes en la Ley española del Cambio Climático (2021) tienen prevista la aprobación inminente de tres tipos de planes:

  • Plan de Resilencia para todos los sectores económicos”: agricultura, pesca, industria y servicios.
  • “Plan de Recuperación de Reciclaje de residuos”.
  • “Plan de Desarrollo de la Economía Sostenible”.

A si mismo se creará un “ Fondo de Transición Justa”(FTJ) con el fin de “aliviar” los costes suplementarios asumidos. También ha acordado la “Estrategia Forestal Europea”, que será comentada en el punto referido a la “Biodiversidad 2030”.