ESTAMOS EN PLANA CAMPAÑA ELECTORAL: LA CLASE POLITICA SE TIRA LOS TRASTOS.

Ante esta situación, de nuevo se resucitan obras hidráulicas olvidadas, que en algunos casos son de dudosa eficacia. La clase política una vez más, tras la dejadez de décadas, inicia el proceso de tirarse los trastos, eludiendo cada uno sus responsabilidades.

“El culpable es el otro. Las administraciones autonómicas y nacionales se echan en cara la  falta de inversiones y la dejadez de la otra parte”.

Se reclaman las grandes infraestructuras pendientes. Incluso se vuelve a mencionar el recrecimiento del salto de San Calixto en el Genil, entre Écija y Herrera. Cuando este pantano en concreto no ha estado nunca pensado para el abastecimiento urbano.

Esa lista por ejecutar será, durante algunas sesiones, posiblemente la protagonista en el Parlamento andaluz . PP y PSOE llevaran a la Cámara andaluza sendas iniciativas sobre la sequía y obras pendientes, señalando sus prioridades. Los primeros (PP) reclaman logicamente las obras dependientes del Gobierno central; los segundos (PSOE) incluirán en sus peticiones infraestructuras dependientes de la Junta y de ambas administraciones.

La reivindicación no difiere mucho de la que vienen haciendo desde hace años fundamentalmente los regantes, pero también los colectivos de usuarios y los agentes sociales. Los papeles se intercambian según quien este en los distintos gobiernos.

El Presidente de la Junta de Andalucía se retrata. No solo responsabiliza al Gobierno de España de la falta de respuesta ante la sequía, sino que señala cuáles son sus prioridades “ no hay agua para los campos de golf”.

“Andalucía se enfrenta a una tremenda sequía y cuando sus ciudadanos esperan soluciones ante el riesgo de quedarse sin agua, su presidente, Juanma Moreno, se pone a hablar de campos de golf”.( PÚBLICO 31.08.22).

Un campo de golf mediano consume de media unos 300.000.000 de litros al años, el equivalente a una población de 8.200 habitantes aproximadamente, con un consumo medio de 100 litros/habitante/día .

No se alarmen, estos debates son recurrentes y cíclicos como la sequía, después se olvidaran. Forman parte del circo parlamentario.

“A BUENAS HORAS, MANGAS VERDES”

“ A buenas horas, mangas verdes” es una frase que se utilizaba en el teatro barroco español del Siglo de Oro , para señalar que las fuerzas del orden público siempre aparecían cuando el conflicto hacía  mucho tiempo que había concluido.

También podríamos haber  recuperado para describir la situación una frase de nuestro refranero “ Solo nos acordamos de Santa Bárbara, cuando truena…”

Es curioso, que solo ahora aparecen en las distintas páginas web de los ayuntamientos recomendaciones para un uso razonable de este recurso. Recordemos que desde las administraciones locales no se han tomado medidas previamente. Unos ejemplos:

Todos estos aumentos de recursos hídricos deben sumarse a una concienciación y uso razonable del agua, con una disminución del consumo por parte de todos, para así garantizar en el futuro el abastecimiento de agua potable a todos los sectores: empresas, agricultura, ganadería y ciudadanía en general, máxime cuando estamos en un contexto de cambio climático que ya nos está afectando“.

En los comunicados además de las disculpas, inserta el siguiente mensaje “Rogamos a la ciudadanía que se haga un uso mucho más responsable del agua. Cuidémosla, es un bien común.

EMASESA EL MODELO DE GESTIÓN A SEGUIR: DECLARA EL ESTADO DE ALERTA.

Frente a la improvisación y el desconcierto para imponer medidas concretas en los distintos municipos de la comarca, EMASESA , el 3 Octubre de 2022, declara el ESTADO DE ALERTA, publicando bandos en los distintos municipios a los que abastece. Estas medidas previas al ESTADO DE ALARMA , se toman apesar de tener reservas aseguradas para 16 meses, cuando los embalses estan por debajo del 42%.

Para más información sobre el ESTADO DE ALERTA, entrar en el portal de EMASESA, o la reseña publicada en El Diario de Sevilla el 02.10.22 (pinchar en el título): Emasesa declara mañana la alerta por sequía sin cortes de suministro ni subida del precio.

Se prohibe el uso de agua potable para:

  • Riego de jardines, praderas, árboles, zonas verdes y deportivas, de carácter público y privado.
  • Riego o baldeo de viales, calles, sendas y aceras, de carácter público y privado.
  • Llenado de piscinas, estanques y fuentes, privadas o públicas que no tengan en funcionamiento un sistema de recuperación o circuito cerrado.
  • Fuentes para consumo humano que no dispongan de elementos automáticos de cierre.
  • Lavado con manguera de toda clase de vehículos, salvo si la limpieza la efectúa empresa dedicada a esta actividad.
  • Instalaciones de refrigeración y acondicionamiento que no tengan sistema de recuperación o circuito cerrado.