¿LA ESCASEZ, RESULTADO DEL DESPILFARRO Y/O, UNA MALA GESTIÓN HISTÓRICA?

DESINTERES POR LA CONSERVACIÓN DE LOS RECURSOS ALTERNATIVOS: EL ACUÍFERO DEL MACIZO DE  ESTEPA.

Se está produciendo un alarmante descenso de la capacidad de recarga del acuífero de Estepa.

Nos estamos apresurando, como solución a corto plazo, a vaciar los depósitos subterráneos de agua, conocidos como acuíferos. Pero estos depósitos tardaron millones de años en formarse y no se recuperaran en un futuro próximo.

Sondeo en la “Aguidilla”, en el piedemonte de la Sierra. Una zona que se ha visto afectada por los cambios de uso agrícola.

La existencia de abundante agua en el piedemonte de Becerrero , (los ojos de la sierra” ) ha sido un factor histórico. Ha determinado la localización de los municipios en las faldas de la misma.

Muchos municipios se abastecen actualmente  del acuífero del Macizo del Estepa: Casariche. Estepa, Gilena, Lora de Estepa., Pedrera y La Roda de Andalucía. Aproximadamente unas 32.000 personas dependen de la gestión del acuífero.

El problema con el que nos encontramos, referido a los municipios que se abastecen de agua subterránea, es que no conocemos la cantidad de agua embalsada en los distintos acuíferos o del acuífero común (según algunos investigadores). Tambén, se desconce la evolución de los mismos en los últimos años.

Tenemos una escasa información de los niveles piezómetricos de los distintos acuíferos, de los que se abastecen los municipios. Información no completa, y en el mejor de los  casos sólo desde el 2002, y no en series continuas. Desconocemos,el volumen de aguas subterráneas captadas en los últimos años, por los distintos municipios y particulares, que se abastecen del Macizo de Estepa, bien para uso doméstico o para regadío agrícola.

El descenso de las precipitaciones y el incremento de la extracción de este acuífero para abastecimiento humano y para uso ganadero y agrícola no controlado  ha repercutido en la capacidad de recarga del Acuífero de Estepa. El volumen hídrico de este acuífero aumenta sólo y exclusivamente por la infiltración de aguas provenientes de las precipitaciones pluviométricas, y siempre que se controlen la extracción de forma sostenible.

La alternativa del aprovechamiento del acuífero del macizo de Estepa, mediante una gestión flexible de la captación de agua para otros usos, podría  haber hecho frente a situaciones de emergencia como las actuales.

Para mas información sobre este aspecto os remitimos al artículo publicado en este portal por Geólogo del IGM (Instituto Geológico Minero) y Doctor Sergio Martos Rosillo.( pinchar en el siguiente enlace) :SIERRA DE BECERRERO:SU VALOR HIDROGEOLÓGICO.

LA IMPLATANCIÓN DE LA CULTURA DEL DESPILFARRO

Periodo 1990-1994

Entre 1990-1994, se produce un descenso de las precipitaciones en un 63%. Pero en cambio el consumo de agua potable se incrementa en un 17% de media, superándose en una localidad el 91% (Casariche).

El consumo por habitantes ha aumentado en este periodo, situándose  en 245 l/h/d en 1994, consumiendo 453 l/h/d en La Roda de Andalucía.

Esta evolución del consumo, durante estos años, es la más clara manifestación del paso de una cultura del ahorro a la del despilfarro. Se ha implantado una cultura de consumo difícil de abandonar.

“El aumento del consumo se ha realizado incluso en los años de climatología desfavorable, donde el consumo era difícil de asegurar. Por lo cual ,se demuestra, que durante todo este periodo, no ha existido desde la administración local y supramunicipal una política tendente a controlar el consumo.

No existía consciencia de la gravedad de la situación, el agua es un recurso ilimitado y barato parece ser la postura subconsciente tanto de la administración, como de la mayoría de los ciudadanos”.

Discrepancia entre agua captada y facturada.

 Se captaron en el 2000 418 l/h/d, mientras que el agua facturada de media es 198 l/h/d. En Lora de Estepa se alcanzo una media diaria anual de 544 l/h/d y, 792 l/h/ en verano.

En 2007 Pedrera factura sólo el 29,6% del agua captada. Los ingresos no percibido por el Ayuntamiento ascendían  en ese año a 762.534,90 €.